sábado, 29 de enero de 2011

El Reino de Dios se parece... al embarque de Ryanair

... porque si tu maletita no entra entre las medidas, ¡no puedes volar! Cada vez que el Señor nos quita algo, cada vez que parece que nos pide algo, lo que quiere es que volemos, que "entremos por la puerta estrecha".

¡Porque nosotros vamos por la vida con unos maletones...! Cosas, preocupaciones, cuidados, ambiciones, apegos a esto y aquello, miedos, complejos, vanidades, resabios, prejuicios, rencores, prepotencias, desconfianzas...

  Sólo necesitamos tres cosas: la fe, la esperanza y el amor; eso sirve para todo y ocupa muy poco.

1 comentario:

Alonso Gracián dijo...

Muy buena la analogía!!

Se ha producido un error en este gadget.