sábado, 28 de mayo de 2011

Stephen Hawking demuestra la existencia de Dios

 

Stephen Hawking, contra lo que se propone, HA DEMOSTRADO LA EXISTENCIA DE DIOS.

Fijaos bien: una de las vías de demostración de una realidad es la REDUCCIÓN AL ABSURDO. Una realidad queda demostrada cuando, para negarla, se llega inevitablemente a un argumento absurdo.

Y para negar la existencia de Dios, Hawking ha tenido que afirmar,en su último libro, "The Grand Design", que "el Universo se crea a sí mismo de la nada".

Esto es absurdo, evidentemente, porque algo que no existe no puede crearse a sí mismo. Para autocrearse, necesitaría existir. Y si existiera, no podría autocrearse, pues ya existe.

Ergo... si para negar a Dios hay que llegar a afirmar un absurdo, entonces: ¡Dios existe!

Estamos tan acostumbrados a oír que todo se ha creado solo, que no nos damos cuenta de que esto es profundamente contrario a la razón.

En cambio, la existencia de Dios es razonable. Dios no se ha creado, Dios existe, porque su esencia es existir. Él ha creado la materia, la energía, el espacio y el tiempo, y les ha insertado las leyes físicas que rigen su devenir. Esto es maravilloso, pero no absurdo. Tan maravilloso, que resulta inaceptable para los que no pueden confiar en que, en este mundo pasajero y a veces muy doloroso, pueda haber algo realmente bello, auténtico y santo.

 "Yo soy EL QUE SOY" 
-le respondió Dios a Moisés desde la zarza ardiente.
(Éxodo 3,14)

Señor, bendice a Stephen Hawking
con la luz de Cristo, que es el Camino, la Verdad y la Vida, 
y concédele la paz por intercesión de María, Madre de la Gracia.

39 comentarios:

FBM dijo...

Excelente deducción. ¿Dice exactamente eso Hawking? Quizás falte en tu entrada una referencia exacta a donde lo dijo.

Longinos dijo...

Hola, FBM, muchas gracias. Lo dice en su nuevo libro, "The Grand Design": http://www.focus.org.uk/?page_id=882

No lo había puesto porque no me gusta hacer publicidad del enemigo, y no me refiero a Hawking, al cual no soy quien para juzgar. Si yo estuviera como él, quizá diría cosas mucho peores.

Un abrazo y bendiciones

Longinos dijo...

Bueno, pensándolo bien, ya he incluido la referencia también en el artículo.

Sobre esto, a mí me ha parecido que la pregunta más perfecta es la del filósofo y brillante matemático Leibniz, aunque no sé si es originalmente suya:

"¿Por qué hay algo en lugar de nada?"

La respuesta es porque lo ha creado Dios. Esta pregunta es la que Hawking también trata de contestar en su libro, pero negando a Dios.

Creo que el verdadero problema para algunos ateos es que entonces preguntan: ¿Por qué hay Dios en lugar de nada? Con esto quieren decir que realmente no hemos contestado a la pregunta, sólo la hemos retrasado: desde el Universo, la hemos pasado a Dios.

Pero entre el Universo y Dios hay una gran diferencia. El Universo es finito, contingente. Se ve en su complejidad y en su devenir. Su existencia no puede ser independiente, necesita un principio.

En cambio, Dios es el Ser, su esencia es existir. No es contingente, es simplicísimo, no necesita ser creado, porque no podría no existir. Dios es EL QUE ES, no se puede decir más, sólo se puede intentar entender lo que esto significa. No necesita razones para existir, Él es la razón, es la razón la que existe como como resultado de que Él es consecuente consigo mismo y eternamente estable. Es el Logos. Todo esto no puede aplicarse a un universo cambiante, inerte y complejo, cuyo orden es necesariamente el resultado de una voluntad externa, pero sí puede aplicarse al Dios Vivo y sólo a Él. Según la razón, Dios existe. Negarlo conduce inevitablemente al absurdo.

Otra cuestión es conocer a Dios, cómo es, por qué nos ha creado, qué pretende con eso. Para eso hemos de recurrir a lo que Él mismo nos ha dicho: la Revelación en Jesucristo. Y ahí es donde entra la fe, que es confiar en Cristo y vivir en Él.

Longinos dijo...

Por eso también, algunos ateos dicen: bueno, asumamos que es así, que tiene que haber un Creador, ¿por qué es Dios y no es un duendecillo verde? Bueno, eso realmente no vale, porque un duendecillo verde sería un ser finito y que necesita ser creado para existir, no el Ser simplicísimo y absoluto. Pero lo que los ateos quieren decir con eso creo que es: ¿como sabe usted que es un Dios que nos crea por amor y no un ser egoísta y rastrero que nos crea para fastidiarnos? Ahi es donde nos enfrentamos con el misterio del mal, que es un misterio que sólo tiene respuesta en la Cruz de Cristo, por medio de la confianza=fe.

Longinos dijo...

"Sólo la confianza nos llevará al amor" (Santa Teresita de Lisieux)

Miserere mei Domine dijo...

Hora y tres cuartos recomendables.

http://www.youtube.com/watch?v=5i8UgCkSNWk

Saludos :)

Longinos dijo...

Sigo mi monólogo:

...Pero aún hay algo que nos da una pista frente al misterio del mal, y es pensar:

¿acaso el que nos infundió el sentido de la justicia y nos dio el don de suspirar por ella, no va ser, Él mismo, justo? El que nos dio ese sentido de la justicia con el que le medimos y criticamos, tiene que ser más justo que nosotros.

Longinos dijo...

PErdona, miserere, que no te haya contestado. Pensaba ver el reportaje antes de hacerlo, pero es difícil para un padre de familia con niños chicos encontrar una hora y tres cuartos... Un abrazo y gracias por escribir.

Anónimo dijo...

Longinos, no sea neofito, una condicion fisica no es para cambiar la cosmovision, su perecepcion sobre hauwking es perfectamente patetica, al igual que el articulo, la existencia de dios es incomprobable, empezando porque el espacio tiempo puede no aplicar a ese ser, y aunque no me considero agnostico pienso que la religion es la mas forma mas irrascible de llevar a los hombres por el camino de la sublevacion. Y no se le ocurra comparar sus pensamientos con el de un hombre por tan encima de su IQ.
Definitivamente la fisica no nacio para porfiados.

Longinos dijo...

Anónimo, gracias por comentar. Yo tampoco creo en un dios comprobable físicamente, que estaría incluido en su propia creación. Sí creo en el hombre Jesucristo, que es Dios encarnado, nacido de una mujer. Creo en Él y le amo, y soy feliz con Él, con su amistad increíble.

Como es usted agnóstico, y no está seguro de que Dios no exista ¿por qué no prueba a actuar como si Dios existiera? Le ruego que no se aparte usted de la posibilidad de conocerle. Deje que Él se le presente, no le forzará a seguirle. Dele las gracias por su vida, pídale ayuda para conocerle, verá cómo Él no le falla. Un buen Padre jamás defrauda la confianza de su hijo, aunque a veces su hijo no le entienda.

Un abrazo y bendiciones

La Cacharrería de Uro dijo...

Vamos a ver. Como he escrito en otros sítios web, ¿cómo un agnóstico como éste señor puede demostrar que Dios no existe? Es del todo imposible esa afirmación, pues lo que no existe, no puede probarse su inexisténcia, pues no existe. Sin embargo, los que creemos en Dios, SÍ que podemos intentar hacer ver esa existéncia, pues nuestra fé y convicción está presente.
Es como demostrar a un niño el por qué llueve. Se puede hacer porque el hecho en sí sucede. Sin embargo, demostrar que no llueven elefantes, es del todo imposible, pues se sabe que no sucede.
Obviamente el creer en Dios requiere fé, que es algo que estas personas no tienen. Sin embargo, sí tienen fé en un ser que es como ellos cuando les aseguran que hace 2.000.000 millones de años había dinosáurios en la Tierra. ¿Como se puede creer a alguien que no estaba entonces? Nos presentan "pruebas", que sólo ellos saben, pues nosotros no entendemos y requieren de nuestra fé para hacerse creer.
En definitiva, todo en la vida es cuestión de FÉ.

Anónimo dijo...

Creer una teoría tan estudiada como; el origen del universo y las leyes que lo rigen. es más aceptable que creer en la fantasía de que un dios apareció hizo el mundo con su varita mágica y manipula nuestras vidas, la verdad es que es difícil hacerles entender eso a sus creyentes porque son más de dos mil años de ignorancia...

Longinos dijo...

Estimado Anónimo, yo creo que el Universo empezó en el Big-Bang. Y lógicamente, creo en las leyes que lo rigen y que se observan en la naturaleza. Precisamente, el hecho de que el Universo tenga un principio muestra aún más que, por lógica, tiene que haber un creador, pues de la nada no puede aparecer algo, eso sí que es ilógico. Y del hecho de que el Universo esté perfectamente ordenado por leyes físicas, de deduce también lógicamente que, donde hay orden, es porque existe una inteligencia que lo ha ordenado. De lo contrario, lo natural sería el caos, la ausencia de orden. Lo que no se ve puede deducirse por su efectos que sí se ven. Nosotros no vemos la energía, pero comprobamos sus efectos. Pues por lo mismo, la existencia del Universo y su orden, nos llevan a pensar, lógicamente, que existe un Creador, que ha creado con orden. El propio hecho de que nosotros estemos pensando con lógica, de que no seamos meras máquinas, que seamos libres y podamos rascarnos la oreja derecha porque nos da la gana, aunque nos pique la izquierda, nos hace remontarnos lógicamente a la idea del Creador. No nos damos cuenta, pero lo que sí es ilógico es pensar que todo lo que vemos ha aparecido por sí mismo de la nada. Pensar eso es de tontos, realmente.

Cuando una persona tan inteligente como S Hawking tiene que llegar a afirmar algo así, algo tan absurdo como que de la nada aparece sola la existencia, como afirmación necesaria para negar la existencia de Dios, es que negar la existencia de Dios Creador es un error de lógica.

Y con esto contesto también a la Cacharrería: sí se puede demostrar que algo no existe, lo hacíamos continuamente en las ecuaciones matemáticas del bachillerato. Se llama reducción al absurdo. Cuando para afirmar algo (por ejemplo negar la existencia de Dios) tienes inevitablemente que acabar afirmando algo absurdo en sí, o incluso tienes que negar la lógica, se demuestra que eso es incorrecto.

Pues el libro de Hawking, por eso mismo, es una demostración práctica de la existencia de Dios. Porque una persona tan inteligente como él, tan conocedor de las leyes del Universo, para negar a Dios, no ha tenido más remedio que aceptar algo absurdo: que algo puede aparecer por sí mismo de la nada. Luego, si para negar a Dios hay necesariamente que afirmar algo absurdo, se deduce que Dios existe.

Y es que la existencia de un Creador es lo lógico. Para eso no hace falta fe, basta la lógica bien utilizada. Para lo que sí hace falta fe, que es un don de Dios que se acepta o se rechaza, es para creer que el Padre bueno nos ha entregado en Jesús a su Hijo, nuestro Señor, que se ha hecho hombre para cargar con nuestros pecados, pagarlos en la cruz, que ha resucitado de entre los muertos y que da la vida a todos los que creen en él. Para eso hace falta escuchar la Revelación que nos ha dado Jesucristo y NO RECHAZAR el don de la fe que Dios nos da (que por cierto, hemos recibido todos los bautizados). Pero para conocer la existencia de Dios Creador no hace falta fe, basta la razón bien utilizada. Por eso casi todos los hombres de todos los tiempos han sido y somos creyentes: no porque seamos idiotas, sino porque vemos el Universo y su orden, y eso nos lleva a comprender que Alguien ha creado y ordenado todo esto.

Un abrazo y muchas bendiciones a ambos!

Longinos dijo...

Un matiz más para la cacharrería de Uro. Creo que hay tres niveles de conocimiento que son distintos entre sí.

El primero es el conocimiento por nuetras propias facultades: por la observación y por la razón. Por la observación conocemos lo que vemos y tocamos, por la razón conocemos lo que no vemos pero podemos deducir de sus efectos (como sucede con la energía). La existencia de Dios Creador pertenece a este nivel de conocimiento: a través de lo que nos rodea y usando bien la razón, nos podemos remontar a conocer la existencia de Dios.

El segundo nivel de conocimiento es la confianza. Yo no conocí a Napoleón, pero confío en los que sí le conocieron y escribieron sobre él, y me fío de mis profesores de Historia que me lo contaron. Tampoco he visto ningún átomo, pero me fío de los científicos que lo han investigado y han afirmado su existencia. Y tampoco sé si mañana va a salir el sol, ni si mañana va a seguir vigente la ley de la gravedad, pero tengo confianza al 99,99999999% de que será así. Simplemente, porque siempre ha sido así, y confío en que lo siga siendo.

El tercer nivel de conocimiento es la fe religiosa. La fe es un asentimiento a unos hechos que otro me ha contado (eso es la Revelación, la Palabra de Dios que nos viene por Jesucristo y que la Iglesia nos transmite). En eso, la fe se parece al nivel de la confianza (confío en otros que han conocido a Jesucristo, y confío en Jesucristo que nos lo ha revelado todo).

Pero hay un paso más, algo en que la fe es distinta a la simple confianza: es que la fe es voluntaria. Creo porque quiero creer. Y quiero creer porque Dios me mueve interiormente a hacerlo, Dios pone dentro de mí el amor para amarle, y el amor para asentir a su Verdad, para decir sí a Jesucristo. La fe es una pregunta que nos ha hecho la Iglesia de parte de Dios, a la que nosotros hemos dicho "¡Sí!". Por eso, la certeza de la fe es mayor que la que da la razón natural o la observación, y mayor de la que nos da la simple confianza. La certeza de la fe no es del ) 99,9999999%, sino del 100%.

Esa es también la diferencia entre la fe cristiana y las creencias de otras religiones, con todo respeto. La fe cristiana, el asentimiento a Jesucristo como mi Señor y mi Salvador, es una respuesta a Dios movida por el mismo Dios mediante la gracia con que ha movido mi corazón. Las creencias de otras religiones son por confianza y por reconocimiento natural de las muchas verdades que estas religiones contienen.

Un abrazo, y que Dios te bendiga!

Anónimo dijo...

las teorias no son mas que eso teorias, lejos está de poder provarlas, yo invito a Hawking que niegue con pruebas indubitables la resurreccion de Cristo, y que matemáticamente calcule que probabilidad existe en que se cumplan todas las profecías descritas en la biblia acerca de jesús, para que vea que es casi improvable que en una sola persona se cumpliese todo lo escrito. yo era un asiduo a la ciencia hasta que me alumbró cristo y tuve un encuentro con él, un encuentro real y cercano con mi creador, oro a Dios para que le sean abiertos los ojos, Huguito.

Longinos dijo...

Pues yo también he sido, soy y seguiré siendo un asiduo a la ciencia (mi trabajo es analizar artículos científicos), y también me encontré con Cristo. La mayoría de los que oponen ciencia y existencia de Dios es porque no conocen de verdad ni siquiera lo que es la ciencia. Otros la prostituyen para difundir su ateísmo, como es el caso de Hawking o Sagan. Pero a muchos científicos que no comercian con la ciencia, ésta les ha llevado a creer en la existencia de Dios, como es el caso de Einstein o de Fred Hoyle, que como ateo defendía la teoría del universo estacionario hasta que quedó suficientemente probado el Big-Bang.

Anónimo dijo...

Buen aporte del autor a través de este texto, pero es necesario entender (y es algo con lo que ha luchado las ciencias en general) es que no todo lo que se produce en la "naturaleza", si lo quieren llamar así o la misma esencia de la vida, se da a través de un proceso lógico. Hay múltiples factores en la vida que no se hacen a través de un razonamiento lógico, por poner un ejemplo, el derecho o las mismas relaciones sociales, no pueden ser definidas a través de postulados como la coherencia o la plenitud propias del razonamiento lógico. El ser humano es tan infinitamente complejo que su funcionamiento mental no puede ser definido a través de la lógica, el razonamiento de un juez en el derecho no puede ser estudiado a través de la lógica, porque son un sinfín de factores que intervienen en el proceso de elección y el proceso de voluntad. Atendiendo a esto, me permito anotar que nuevas teorías tratan de explicar lo "absurdo" es decir, la probabilidad de que una teoría no funcione, es decir, no es ajeno a nosotros que una fórmula matemática no se cumple al 100% de cabalidad, es más podríamos afirmar que sólo el 20% es cobijado por esta fórmula, dando un 80% de improbabilidades y preguntas, la unión de lo lógico y lo ilógico es lo que permite llegar a la verdad, como para que se llegue a una verdad es necesario que Stephen Hawking escriba su libro de tono "ateo" y que el autor de este texto escriba su punto de vista. Nuestra razón no puede entender lo ilógico, porque, valga la redundancia, se sale de nuestro entendimiento, es demasiado complejo para nosotros.
Atendiendo además que es científicamente comprobado la existencia de "cosas" que no podemos percibir nos deja ante una pregunta, si el ser humano aprende a través de la experiencia y de lo que perciben sus sentidos, ¿Cómo podemos estudiar algo que no vemos, sentimos, tocamos?... La respuesta es por Fe, por fe creemos en que las matemáticas pueden explicar algo, por fe creemos que la lluvia se produce a través de un proceso, por fe creemos que existe el átomo, por fe creemos que de verdad Cristobal Colon descubrió América, pero que tal si hemos cometido el error de creer en eso por miles de años? ¿Que tal si estábamos cayendo en una falacia y era un error todo los que nos enseñaron?... Yo creo en Dios, porque aunque no lo veo la fe me permite conocerlo, además quién sabe porqué pero ese Dios cambió mi vida, de una manera tan rápida y eficaz que nada lo hubiese hecho igual, quién sabe por qué, quizás fue manipulación mental o quién sabe, pero si seguir un libro que lo han intentado destruir por tantos años, que profetizaron que se acabaría y hoy sigue tan vivo como hace 1000 años, si creer en eso me hace mejor persona, mejor ciudadano, mejor amigo ¿Por qué no he de creer en eso?... y en Jesús un ser humano que realmente existió y creo que nadie puede negar este hecho, y que fue un ejemplo de vida, y el mejor ser humano que haya existido que no publicó un libro, que sólo tuvo 3 años de vida pública e impactó hasta al soldado que lo crucificó, ¿Por qué no he de creer en lo que Él dijo?... O era el mayor loco de la humanidad o lo que dijo era verdad, yo decido creer que era verdad. Esto no es probar la existencia de Dios a partir de lo absurdo, o de lo complejo, es decir que creer es tan absurdo que no podemos explicarlo, que quizás la ciencia ahora es la religión de muchos y que quizás es tan absurdo como creer en un Dios creador. Yo creo en Jesucristo alguien que me cambió la vida, y alguien que veo q cambia las vidas de miles de personas, que hace al pedófilo un buen padre, que hace al drogadicto un trabajador asiduoso, que hace a un menospreciado joven como yo, un ejemplo para muchos... No es una filosofía de pobres, es la vida de un hombre que marcó la humanidad.

Longinos dijo...

Muchas gracias, Anónimo, por tu aportación y sobre todo por tu testimonio, ¡gloria a Dios! He estado reflexionando sobre lo que dices y espero poder contestarte más detenidamente. Hasta entonces, un abrazo y muchas bendiciones.

Longinos dijo...

Bueno, Anónimo, estoy de acuerdo con lo que concluyes, pero creo que hay un malentendido que se da porque hay que diferenciar FE y CREENCIA. En tu escrito se ve que tú tienes fe, que es, de las dos cosas, con mucho la mejor, porque la salvación nos viene por la fe viva, no por la creencia. Son cosas distintas, y luego te mostraré por qué veo que tú tienes fe. Es porque dices: "O era el mayor loco de la humanidad [Jesús] o lo que dijo era verdad, yo DECIDO creer que era verdad".

Pero voy por partes. Es verdad que confiamos en quien nos ha dicho que existe el átomo, por ejemplo, sin haberlo visto. Eso es una creencia natural. También creemos que va a salir el sol mañana (¿por qué, sólo porque ha salido siempre hasta ahora?). Y creemos que existión Napoleón, porque nos fiamos de lo que nos cuentan. Todo eso son creencias. La razón me ayuda a saber que existe el átomo (si conozco un poco de física), me ayuda a confiar aún más en que probablemente mañana saldrá el sol, y me ayuda a confiar en que existió Napoléón, porque hay muchas fuentes que lo corroboran, hay huellas de su presencia, etc. Todo eso me da una certeza muy amplia en esas tres realidades. Y todo eso es observación y razón. Creo que haces una cierta reducción de la razón cuando dices que no sirve para estudiar lo muy complejo, etc. La razón es algo mucho más amplio, creo que tú hablas de un concepto de razón reducido, el usado por los integristas de la razón, que creen que ésta excluye todo lo que no es simple y medible. La razón es tan amplia, que sirve para reconocer sus propias limitaciones, y nos ayuda siempre.

Por ejemplo, la razón nos ayuda a darnos cuenta de que no podemos definir lo que es una persona, y que no podemos definir a Dios. Pero porque no podamos definir "persona" y "Dios", no se concluye que la persona y Dios sean ajenos al estudio de la razón. El misterio no es ajeno a la razón; la razón nos sirve para aproximarnos al misterio, nos ayuda a conocerlo. El misterio no es irracional, es supra-racional. El misterio se deja investigar por la razón, pero la razón no puede abarcarlo. Si la razón fuera nuestra cámara fotográfica, el misterio sale en la foto, lo que pasa es que esa foto apenas saca una perspectiva parcial del misterio, pero nos sirve para saber que hay mucho más, que esa foto no le acaba de captar. Pero la foto es buena, y nos ayuda a conocer...

Pero es verdad, no es suficiente. Dios no es reductible a la razón. Cuando en el colegio me presentaron los argumentos sobre la existencia de Dios, recuerdo que a mí me rebelaron un poco, porque eran correctos, no definían a ese ser cuya existencia se demostraba.

No sabía yo entonces que los argumentos sólo pretendían acercarnos a lo que de Dios es cognoscible por la razón humana: que Existe, y que es el Creador bueno.

Longinos dijo...

Sigo...

Pero que Dios sea inabarcable por la razón no quiere decir que lo que de Dios es cognoscible por la razón bien usada, no podamos y debamos estudiarlo por la razón. Y en esa búsqueda, el error no ayuda, al contrario. La aportación de Hawking es, sencillamente, errónea. Da vueltas y vueltas por el absurdo para poder concluir que Dios no existe. Eso no es experiencia válida, es simple y llano error de un falso razonamiento, un razonamiento sesgado que aparta de la verdad.

Pero el razonamiento no nos lleva a la fe, hemos de dar el salto. El salto que tú has dado de decidir creer. Eso es la fe. No creo que te quepa duda de que esa decisión, esa respuesta afirmativa, no la has dado tú solo, sino porque Dios, que se te ha presentado por medio de la Iglesia, te ha dado la gracia para que dijeras: "sí, creo". Y tú no has resistido a esa gracia, dejándote llenar del amor de Dios.

Eso es muy superior a tu creencia en el átomo, o en que saldrá el sol mañana, o en que Napoleón existió. Eso son creencias. Lo tuyo hacia Dios es fe (y lo mío).

Hay personas que tienen creencia en Dios, pero no tienen fe. Creen en lo que les convence, y así suelen "fabricarse" una imagen de Dios a su medida. Todos estamos expuestos a eso cuando flaqueamos en la fe, cuando no la aceptamos plenamente, como un regalo que está por encima de nuestro entendimiento, como una Verdad que nos abraza.

Hay otras personas que tienen fe en Dios, pero tienen un lío en el entendimiento, y creen que esa fe suya es contraria a la razón, que hay que huir de los argumentos. Y viven continuamente en una tensión interna, porque su corazón ama a Dios, pero su entendimiento les aparta de Él. No pueden aceptar los milagros, ni los misterios, ni las debilidades en las que Dios se manifiesta, como la propia Iglesia. Todo esto viene por una enfermedad de la razón, el racionalismo, que en definitiva se puede resumir como la falsa idea de que todo lo que la razón no basta para explicar, es contrario a ella. Dios nos ha dado la razón, y Dios no quiere que la guardemos para verle a él. No se enciende la lámpara para ponerla debajo del celemín, sino para ponerla en alto y que alumbre toda la casa. La razón es una lámpara, y la fe aviva su luz. La razón no se cierra al misterio, sino que se abre para él. No lo rechaza, sino que lo acoge. Gran parte de las enseñanzas más profundas del Papa Benedicto consisten, precisamente, en volver a presentarnos esta razón abierta, viva, no excluyente, que el racionalismo ha convertido en una caricatura al servicio del error.

Bueno, como me ha salido algo muy largo, disculpa. Gracias, anónimo, por tus aportaciones, eres muy bienvenido. Y de nuevo ¡gloria a Dios por tu testimonio! En el fondo, eso es lo importante, que Dios te ha llamado y tú has dicho: ¡sí! Y Él ha entrado y ha hecho nuevas todas las cosas. ¡Bendiciones!

Anónimo dijo...

no sere amable con hawking, me parece tan absurdo su analisis que me atrevo a llamarlo torpe!!! porque si el tipo quiere analizar al universo, no empieza por tratar de explicar los terminos de distancia y logra descubrir el caracter infinito? es decir, si el maximo cientifico hasta la fecha lo maximo que ha podido colocar no como teoria sino como simple hipotesis es que el tiempo puede ser alterado (einstein) pero jamas pudo siquiera imaginar la infinitud de... y un centimetro mas alla que hay...? entonces como se le ocurre a este atorrante analizar lo que aun hasta el dia de hoy no conocemos y por desconocerle no podemos abarcarlo en nuestra mente? se analiza lo que se puede tomar por entero y el universo no lo podemos tomar completo porque sencillamente el cerebro humano es al entendimiento del universo lo que la hormiga es al conocimiento del algebra, por tanto cualquier cosa que se diga acerca de el inevitablemente resulta insuficiente en demasia, absurdo, falto de fundamentos probables... eso del big bang me parece una teoria creada por un grupo de niños con coeficiente intelectual muy bajo... cual es la explicacion? igual que dice hawking parte de la NADA y que carajos es la nada? la nada es inevitablemente lo contrario al TODO y al hablar de la nada no se puede siquiera insinuar que es un punto de partida de cosa alguna, la nada es un concepto igual de imposible para el ser humano como lo es el concepto de universo, fijense bien y sientense a hacer el ejercicio de pensar en donde acaba el universo y ya cuando se les haya derretido el cerebro entonces imaginen algo tonto estilo hawkings como decir ah es que el universo despues de muchos millones de millones de millones de años luz hace un giro y se vuelve ciclico y por eso es dificil imaginar su final... entonces que hay tangencial al giro que hace el universo? un universo paralelo? y ese paralelo donde empieza y donde termina? en conclusion es idiota el que intente con cerebro humano entender al universo sus medidas sus funciones su tiempo, su distancia su finitud o infinitud y por ende lo mas sensato es decidir lo que los verdaderos sabios de la antiguedad decidieron que es no me joda TENER FE y esa fe implica dejar de intentar entender lo que es superior a nuestras posibilidades como humanos dandole paso a esa posibilidad que incluye la fe de pasar a un estado superior al humano al morir y alli solo alli quizas lograr entender lo que nos dijo JESUS que si lo pensamos bien por el solo hecho de haber necesitado usar parabolas metaforas y a veces haber necesitado ser estricto y severo resulta ser muy diciente dandonos a entender que nunca debemos tratar de entender lo que es superior a nosotros mismos y eso es en si lo que llamamos fe, nos tienen aqui en el planeta garantizandonos la existencia, no nos falta la lluvia el sol la tierra etc etc y aun asi salen estupidos que dañan em planeta que ansian ser poderosos y ultimamente cientificos ateos que estupidamente inventan pendejadas increibles. big bang ok y antes del big bang que? atomos cuanticos que desaparecen y aparecen? y adonde se van al desaparecer y quien los puso ahi? el huevo o la gallina? mejor dicho el que no tenga fe es simplemente para mi, un atorrante que no merece o quizas no tiene alma.

Vicortez dijo...

Es mas tonta la idea de que un hombrecillo que nadie sabe de donde viene creo el universo xD hahaha eso si es un argumento estupido.

Longinos dijo...

Tienes razón, Vicortez, eso del "hombrecillo" es una hipótesis estúpida. Yo no la había oído nunca. De hecho, en general sólo he oído tres hipótesis, la primera de ellas tan estúpida como la que tú dices:

1. Que el Universo apareció solo de la nada, por generación espontánea (la de Hawking).

2. Que el Universo ha existido siempre, desde toda la eternidad (lo cual ha sido desechado por la Ciencia).

3. Que el Universo es obra de un Creador, un Ser eterno cuya esencia es existir.

El gran problema intelectual del ateísmo es que es incompatible con la existencia. Y de la existencia tenemos certeza. La única forma de intentar compatibilizar el ateísmo con la existencia y con las pruebas científicas es:

a) Rechazar la lógica como medio de conocimiento humano. Y si para afirmar algo hay que rechazar la lógica, es porque ese "algo" es ilógico, contrario a la razón.

b) Recurrir al absurdo, como afirmar que algo se crea a sí mismo de la nada. Y para si afirmar algo tenemos que recurrir inevitablemente al absurdo, quiere decir que ese "algo" es falso.

Es posible que haya otras formas de compatibilizar el ateísmo con la existencia, pero no se le han ocurrido a nadie que yo conozca. Ni a Hawking. Así que la falta de hipótesis ateas para explicar la existencia es una demostración práctica de que el ateísmo es una hipótesis falsa.

Si el ateísmo fuera verdad, lo esperable sería la "nada", pero resulta que existimos. Y ya que existimos, lo esperable al menos sería el "caos", pero resulta que hay orden. Y ya que existimos y hay orden, lo natural sería la "inconsciencia", pero resulta que somos conscientes.

El ateísmo no se sostiene, es ilógico. Quien no lo ve es porque no quiere verlo, quizá porque está enfadado con Dios. Quizá porque no entiende que un Dios bueno haya permitido el mal, o haya permitido determinadas cosas, o porque se siente abandonado y confunde la aparente ausencia de Dios con su inexistencia. Hay una gran distinción entre ausencia e inexistencia, tanta que son opuestos. Cuando decimos que alguien está ausente es porque ese "alguien" existe, y se denota su ausencia.

Un abrazo y Dios te ilumine.

Anónimo dijo...

¿quien creó a dios?

Longinos dijo...

Dios es el Ser que existe, no tiene principio ni fin.

Longinos dijo...

Todos los demás existimos por Él, que lo ha creado todo y lo sostiene en la existencia.

Longinos dijo...

Para el anónimo que ha dicho antes que el que no tiene fe como que no tiene alma...

Qué equivocado estás al hacer de la fe que Dios te ha regalado un pedestal desde el que despreciar a los demás...

¿Qué tienes tú que no hayas recibido?

Anónimo dijo...

e y nada mas......solo recuerda que el hombre dice muchas cosas sean verdad o mentira.. uno es el encargado de analizarlas por su cuenta

Anónimo dijo...

Dios es un absurdo .

Longinos dijo...

Si es un absurdo, habrá algo ilógico en la idea de su existencia y será fácil señalarlo.

A mí me parece que no hay nada ilógico en la existencia de Dios, un Ser trascendente, cuya esencia es existir, Un Ser del que parte y a quien se dirige la existencia, su orden, la razón de nuestra propia existencia y nuestro anhelo de amor, de belleza, de justicia y de felicidad. Eso no es absurdo, lo que pasa es que es tan bueno, que es difícil de creer para quien ha caído en la moderna visión pesimista de la existencia y del propio ser humano.

Tariel dijo...

Si la afirmación de Hawking es exactamente ésa, él lo único que está haciendo es cambiarle a Dios el nombre por "Universo". La afirmación de que algo se cree a sí mismo de la nada es absurda a no ser que ese algo sea lo que la mayoría de la gente conocemos por Dios.

Anónimo dijo...

Tal vez no tenga la manera mas convencional de explicar la Existencia de Dios, pero sé que Él se manifiesta en todo lo que nos rodea, en el día a día, en el nuevo amanecer, en el anochecer, en las estrellas, en el mar, en el instante en que me levanto y me veo en el espejo ,en una mujer embarazada y podría decir tantas pero tantas cosas maravillas sobre la manera en la que él esta presente en nuestras vidas y aquel que no lo percibe así entonces no solo carece de Fe sino del verdadero sentido de la vida , y se que muchas veces nos cuestionamos muchas cosas sobre él y el misterio de la vida (incluso en preguntas que por mas que trates de buscarle respuestas no se la encuentras, porque un por que? te termina llevando a otro por que?)tal vez porque en nuestra naturalidad esta el ser curioso el saber mas allá y nunca nos conformamos con lo que sabemos (creo que Dios no nos pide que nos cuestionemos, sino que tengamos Fe en él porque todas las cosas fueron dadas por él). Definitivamente esto no se trata de curiosidad, concuerdo con muchos de se trata de una acción de FE Y efectivamente eso va mas allá de la creencia. Yo solo se que tengo Fe en Dios y que no se llega al Padre si no es a través del Hijo Nuestro Señor Jesucristo.

Anónimo dijo...

No hay dudas de que dios existe, en tu imaginación...

Emilio Alegre dijo...

Estimado Anónimo, en mi imaginación realmente no existe "dios", existe Dios. También en mi imaginación existen el universo, el átomo, mi madre y tú mismo. Estos existís en mi imaginación como imágenes de la realidad que he visto, he deducido, se me ha revelado o conozco de alguna forma. Otras cosas, ni siquiera existen en mi imaginación, como Caperucita Roja y los selenitas, aunque puedo representármelos como algo exclusivamente imaginario. Y luego hay cosas absurdas que ni siquiera pueden ser imaginarias, como la radio en color, un círculo cuadrado, o un Universo que se crea a sí mismo de la nada...

Emilio Alegre dijo...

Tariel, sobre lo que dices, "la afirmación de que algo se cree a sí mismo de la nada es absurda a no ser que ese algo sea lo que la mayoría de la gente conocemos por Dios". En realidad es absurdo que nada se cree de la nada, incluido Dios. Dios no podría crearse de la nada, porque si no hubiera nada, ni Dios siquiera, no podría haber un acto creador. Esto no es limitar la omnipotencia de Dios, porque que algo se cree a sí mismo de la nada es un absurdo. Cuando decimos que Dios es omnipotente entendemos que puede hacer todo, y topdo es todo lo lógico, no lo absurdo. Dios no puede hacer un círculo cuadrado, es absurdo.

Dios no se creó a sí mismo. Dios existe, "es El que es", su esencia es existir, y eso significa que no podría no existir. Él es la realidad de partida, la causa primera de todo lo que vemos.

Por otra parte hay personas que identifican a "Dios" con el Universo -yo lo hice durante años-. Eso no es un mero cambio de nombre, es un cambio radical de significado. Es como si vas a la casa de tu madre y le dices a la puerta: "¡Hola, mamá! Y le das un beso. No has cambiado de nombre a tu madre, has cambiado de significado la palabra "madre", y eso ha supuesto un enorme cambio en tu vida. Si no, siéntate a esperar que te prepare tu plato favorito...

Un abrazo, gracias por participar, siempre es interesante hablar de estas cosas

Muy

laurinda garcia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
laurinda garcia dijo...

Cuando dices no dar publicidad al enemigo, si no te refieres a hawking, entonces a quien te refieres

laurinda garcia dijo...

Cuando dices no dar publicidad al enemigo, si no te refieres a hawking, entonces a quien te refieres

Emilio Alegre dijo...

Hola Laurinda, perdona el retraso en contestarte. Mis enemigos no son nunca los seres humanos que se equivocan con mejor o peor voluntad, sino el mal, la falsedad, la injusticia, etc. Aunque estos son sólo cosas abstractas y tampoco pueden ser mis enemigos, sino aquél que sí es un ser personal y es el que los siembra, el que confunde a las personas y las utiliza para sus planes:

"Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio". Efesios 6,12

Un saludo!

Se ha producido un error en este gadget.