martes, 2 de agosto de 2011

Por qué le he cambiado el título al blog


Cuando empecé este blog hace casi tres años, no pensé fundamentalmente en hacer un blog para evangelizar. Aunque me habría gustado, no esperaba que realmente un blog sirviera para ello. Ví que cada poco tiempo había ideas que me interesaban y sobre las que reflexionaba, buscaba en la Escritura, en el Catecismo, en los Padres, oraba, etc., y que me gustaría conservar. No conocía esto de los blogs y me pareció buena idea hacer uno para conservar yo esas reflexiones, por si un día podían servir para mis hijos, y por si le servían a alguien. La verdad es que ha interesado un poco más de lo que yo me esperaba, y las últimas entradas las he escrito con un sentido ya más abiertamente evangelizador que recopilatorio.

Por eso, ya me sentía incómodo con el título, "opiniones de un converso", porque lo que un evangelizador hace no es transmitir su propia doctrina, sino el mensaje de amor de Cristo, y no lo hace en su propio nombre, sino en el de Él, como Pedro: "en tu nombre, echaré las redes".

Y aunque este es mi blog, no actúo individualmente, sino en la Iglesia y enviado por la Iglesia, enviado por mi Obispo, que es quien me puede enviar, y concretamente como miembro de la Asociación Católica de Apostolado Juan Pablo II, de la Diócesis de Cádiz. Y escribo sabiendo que el Señor mismo quiere que "su tesoro sea llevado en vasijas de barro".


¡Bendito sea el Nombre del Señor! Que Santa María de los Ángeles implore sobre nosotros la abundancia de la fuerza y el poder del Espíritu Santo.

4 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Creo que sale ganando el blog con el cambio. La palabra "opiniones" no refleja lo que estás haciendo aquí, que es evangelizar y hablar de la fe, no dar opiniones. Así que buen cambio.

Por otra parte, "En nombre de Cristo" expresa perfectamente el sentido de nuestra misión. Somos enviados en su Nombre, el único Nombre por el que podemos salvarnos.

Cómo pasa el tiempo. Casi tres años ya. Ayer hice un recorrido por algunos artículos tuyos de estos tres años, y comprobé cuánto has ganado en espiritualidad, en profundidad teológica. El nuevo rumbo lo marca la Gracia, el nuevo profundizar en su doctrina.

Yo al principio era muy escéptico con el apostolado por la red. Ahora veo que es necesario, aunque "oscuro", porque vamos como a tientas, sin ver frutos, apenas, sin saber quien lee o si le sirve.

A mí a veces ante la escasez de comentarios a las cosas que escribo, me desanimo un poco pensando el poco eco de lo que escribo. pero claro, eso nunca se sabe. Es Dios quien da el crecimiento y el fruto, sin que nosotros, casi nunca, podamos evaluarlo.

Un abrazo en Cristo desde maría Inmaculada

Longinos dijo...

Gracias Alonso. Es verdad. Además, creo que el título anterior partía de un concepto erróneo: pensar que lo que hacemos, incluso lo que opinamos no estando seguros pero queriendo ser fieles a la doctrina de la Iglesia, es mejor que lo enunciamos como "cosa propia" que empeñar en ello el nombre de Cristo o de la Iglesia. Y eso es un error. Porque lo que hacemos como hijos de la Iglesia, para evangelizar, sea más o menos afortunado, el Señor cuenta con que lo hagamos en su Nombre, que llevemos su tesoro en vasijas de barro. Las vasijas son de barro, pero el tesoro es el suyo, no el nuestro. Y si en algo vale, es por eso, porque sea el Suyo, no el nuestro.

Un abrazo en Cristo con María Inmaculada

Marian dijo...

Me parece un titulo extraordinario,
por eso he entrado hoy yo en el
por primera vez.
En nombre del Señor, por El, lo hacemos todo; intentamos,(queremos
vivir su misma vida)
¡Muchas gracias!
Benciones!!!

Longinos dijo...

Gracias, Marian, que el Señor te bendiga!

Se ha producido un error en este gadget.