domingo, 25 de diciembre de 2011

Aclaración a III: el catarismo


He elegido la palabra "catarismo", que me ha sugerido mi amigo Alonso Gracián, para hacer referencia a una deformación en la concepción del cristianismo muy frecuente hoy en día, aunque forma parte de muchas desviaciones ya desde el siglo I. "Cátaro" significa "puro", y se llamó cátaros a los pertenecientes a una secta herética de la Edad Media; pero ya existe el "catarismo", como he dicho, desde las primeras desviaciones que se dieron en la Iglesia. Existe también catarismo en el protestantismo, y existe catarismo hoy en día entre muchos bautizados que se consideran más o menos católicos. Actualmente, esta desviación se produce sobre todo por contaminación con las religiones orientales, en lo que se conoce como "New Age". Lo que llamo "catarismo" consiste en no llegar a soportar que Dios se haga hombre, con todas sus consecuencias.

Y es que el hecho de que Dios se haga hombre es realmente algo inaudito. Supone que todo un Dios Creador, el Eterno, el Inaccesible, El que Es, tome carne y se haga un niño pequeño, indefenso, para salvarnos y guiarnos por el camino de la Vida. Este misterio, que se conoce como el "Misterio de la Encarnación del Verbo", es ya inseparable del misterio de la cruz, por el que fuimos salvados, el "Misterio de la Redención" ("redención", de "redimir", significa liberar al que ha sido apresado, pagando el precio de su rescate; eso es lo que hizo Jesús por nosotros). Ya San Pablo nos avisó de lo que ocurre con este misterio de la cruz, el misterio de que Dios se haga hombre para salvarnos sufriendo por nosotros. Ese misterio es "escándalo para los judíos, necedad para los paganos" (1 Corintios 1,22). Es decir, muchos, a los que les falta fe, no acaban de concebir que Dios se haga hombre con todas sus consecuencias: que entre en la historia de la humanidad, y que entre en nuestra historia personal, que nos hable como Persona que es, que nos ame y que, como Dios, nos guíe, por ese amor que nos tiene, hacia la verdad.

Claro, por una parte, si uno no tiene fe, prefiere una concepción nebulosa y abstracta, de un "dios" que no se mete en mi vida, que no me dice lo que está bien y lo que está mal. Por otra parte, si uno no tiene fe, tampoco soporta completamente la idea, por parecerle ridícula, de que Dios emplee un signo concreto, como el agua, para derramarse Él con el agua en el alma de una persona (en el Bautismo). Tampoco soporta la idea de que Dios Hijo se haga Pan y Vino para ser comido en la Eucaristía. Esta idea es tan aberrante para el que no tiene fe, que ya muchos de sus discípulos abandonaron a Jesús cuando dijo: "Quien come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna" (Juan 6,55).

 Esta concepción "cátara" no soporta tampoco la Iglesia, la idea de que Dios, en la Persona de Jesucristo, ha fundado la Iglesia, y que la vivifica y asiste continuamente con el Espiritu Santo. Para el "puro" es insoportable que Dios se halla mezclado con el hombre de esa manera, que le haya dadp autoridad a unos hombres para enseñar en su nombre (Marcos 16,15), para "atar y desatar en la tierra" lo que quedará "atado o desatado" en el Cielo (Mateo 16,19), o para perdonar los pecados en su nombre (Juan 20,23). Esto es realmente insoportable para esta mentalidad "purista" o "cátara" que anhela una falsa "pureza total", la "simplicidad total". Sin embargo, en nuestro estado de naturaleza caída por el pecado, y puesto que ya no estamos en el Paraíso, donde todo era puro y simple, la verdad, el bien y la belleza sólo se alcanzan a través de la lucha y el sufrimiento, y aceptar sólo lo puro, lo simple... lo inconcreto... es quedarnos con las manos vacías, es encaminarnos hacia la nada.

Esta es una mentalidad muy propia de una generación criada entre algodones, como la nuestra, que pretende que todo sea "de color de rosa". Por eso nos cuesta tanto aceptar que necesitamos la salvación de Cristo, y que no vamos a obtener esa salvación como nosotros queramos, sino como Él nos muestra por medio de su Iglesia. Creemos que el hombre sigue siendo "bueno por naturaleza" -como dijo Rousseau- y no aceptamos que esa naturaleza buena está herida, caída por el pecado, y que sólo la gracia de Cristo puede salvarnos. Muchos, de esta forma, lo que buscan es unirse directamente con el Absoluto, sin intermediarios, por medio de una falsa "pureza" o "simplicidad" total, sin la mediación de lo concreto, sin la mediación de la Iglesia (que es el Cuerpo Místico de Cristo), que es decir: sin la mediación de Cristo. Sin la locura de un Dios que entra en lo concreto, que me guía y me da las fuerzas para aceptar mi cruz, para aceptar su yugo, que es "el yugo suave, la carga ligera". Paradógicamente, ese es el yugo que nos libera, la cruz que nos da la salud:

"Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga, ligera" (Mateo 11,28-30).

Por eso -porque no aceptan, en el fondo, la locura de un Dios-Persona hecho hombre-, muchos que le dan de lado total o parcialmente, consciente o inconscientemente, buscan su sanación espiritual por medio de técnicas de autoayuda o de "energías" que supuestamente Dios habría puesto en el mundo para nuestra sanación. Es un gran engaño que les aparta de Cristo, nuestro único Salvador. Él es el Alfa y la Omega, que quiere decir: el Principio y el Fin de todo. Los cristianos tenemos la dicha de saberlo, de conocerle. Cristo es el Absoluto, hecho hombre. No hay salvación fuera de Él; incluso los que no le conocen, como los musulmanes, si llegan a salvarse, es -sin que ellos lo sepan- gracias al sacrificio de Dios hecho hombre en la cruz, pagando el precio de nuestra liberación.

El "catarismo" de hoy es esa búsqueda directa de lo absoluto, de lo puro, dejándose engañar por ideas o religiones orientales, y prescindiendo del hecho concreto de que Dios se ha hecho hombre: su nombre es Jesús. Y nos dijo:

"Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por Mí" (Juan 14,6).

46 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Una magnífica reflexión con la que coincido, porque ascierta plenamente en el diganóstico de un verdadero cáncer espiritual.

No sé que más se podría añadir.

El catarismo siempre es una tentación adámica, siempre está presdente, siempre está incordiando.

Un abrazo y Santa Navidad

Alonso Gracián dijo...

Por cierto, con eso que dices:

""El "catarismo" de hoy es esa búsqueda directa de lo absoluto, de lo puro, dejándose engañar por ideas o religiones orientales"

creo que está relacionado el resurgir de las prácticas mágicas, de la violentación iniciática y alquimística de la naturaleza con los poderes ocultos, por odio y desprecio de la esencia de las cosas, y un deseo de manipulación y de dominio pseudo-purificador.

Alonso Gracián dijo...

Es algo que se desprende también de tu post y que lo explica

Longinos dijo...

Gracias, Alonso. Esta idea que has subrayado es la respuesta a una pregunta que le venía haciendo al Señor desde hace tiempo, para entender mejor el error clave de la New Age. Ahora que tengo la respuesta, no sé cómo no la veía, cómo no me daba cuenta de que esa es la clave: el rechazo de la medicaión de Cristo. Y es que muchas veces hablamos en nuestro medio de "creer en Dios", como si todo fuera cuestión de eso. Y es que es Jesucristo el necesario mediador con el Padre; sin aceptarle, sin apoyarnos en su Nombre, sin recibir su gracia, no podemos ir más allá de la creencia humana en el Creador, y no podemos entrar en la intimidad del Dios Vivo.

Un abrazo y, como tú dices, santa Navidad.

Alonso Gracián dijo...

Feliz y santo año,

lleno de la Gracia de Nuestro Señor,

y de fecundidad para nuestro apostolado por la red.

Un abrazo

Longinos dijo...

Lo mismo te digo, Alonso. Que la Virgen nos guíe para conocer la voluntad de Dios en este año, y ponerla por obra.

Que seamos surcos fértiles donde el Señor arroja su semilla. Que le demos cosecha abundante.

Alonso Gracián dijo...

Dices:

"Por eso -porque no aceptan, en el fondo, la locura de un Dios-Persona hecho hombre"

Parecerá contradictorio, pero creo que ese no aceptar la locura, como bien dices, es debido a su irracionalismo.

la recta razón reconoce su propio límite, y POR ELLO ve razonable esa locura.

Longinos dijo...

Es verdad que la verdadera razón reconoce sus propios límites, pero no veo que los "novaerianos" rechacen la revelación porque sean partidarios de una razón "positivista". Creo que su rechazo es porque no soportan que Dios se haga concreto, que intervenga y que por tanto sea objetivo, para todos, con lo que se aparta la verdadera religión de la falsa.

Los novaerianos dirían: "Dios es tan grande que jamás se impondría en una forma concreta, sino que permite que cada uno le conozca a su manera. Por eso la religión cristiana está bien, y la musulmana, y el budismo, y el hinduismo, etc., todas son aproximaciones al mismo Dios, cuyos únicos errores, achacables a las limitaciones humanas, son tratar de imponerse como conocimientos objetivos para los demás".

Realmente, los novaerianos rechazan incluso la razón cuando trata de imponerse como medio de conocimiento objetivo. No sólo le reconocen límites (al contrario que los racionalistas), sino que son verdaderamente irracionales; piensan y actúan de forma contraria a la razón sin ningún pudor; piensan que la razón debe quedarse relegada a la técnica, a los problemas de física y química... y ni eso (un autor novaeriano explica cómo el hielo cristaliza en formas distintas si se le pone uno u otro tipo de música).

Ese rechazo a la razón es un rechazo al Logos. El Logos es la Palabra, por medio de la Cual Dios ha decretado y mantiene el orden del Cosmos. Por eso, cuando vemos un planeta que orbita con una velocidad y dirección, podemos saber exactamente dónde y con qué velocidad va a estar tres meses después, qué dirección va a tomar. Conocemos lo que va a hacer un planeta porque leemos en el libro del Logos, escrito en la naturaleza. Pero un verdadero "novaeriano" diría: "¿y porqué no va a ir (el planeta) por ahí en lugar de por aquí?" Y se inventaría la posibilidad de universos paralelos en los cuales el planeta fuera por donde quisiera, sin que pudiera decirse, por tanto, que una predicción es verdadera o la otra falsa. La distinción verdad/falsedad no existe para los novaerianos. Su única "verdad" es que no hay verdades absolutas (es más, ni siquiera ésta, por lo que los que aceptamos verdades absolutas tampoco somos rechazados). Esta no-verdad es la piedra fundamental de la New Age, y de nuevo sabemos que la No-Verdad es el No-Logos.

Quizá ese rechazo de lo creado es más sutil, es el rechazo a la huella del Logos en lo creado. Es el rechazo a la concreción de la naturaleza. Lo vemos en la sexualidad, con el rechazo a la diferenciación sexual, "impuesta" por la naturaleza. También se ve con el rechazo a la diferenciación entre el hombre y el resto de la creación, que también es una realidad objetiva implícita en la naturaleza, otra huella del Logos, que crea con orden, tanto que el orden es inseparable de la creación. Creo que por eso a mí, cuando me convertí tras un pasado novaeriano, me fue mostrado en contemplación el orden de la Creación. Eso es lo que los novaerianos detestan de la Creación, quieren una creación sin orden, y se enfrentan tozudamente contra la realidad de la naturaleza en mil cosas.

Claro, la Encarnación viene a restaurar el orden perdido, tanto en el Hombre como en la Creación. No sólo lo viene a restaurar: ES ese mismo Orden, Cristo es el Orden de todo, el principio y el fin, el alfa y la omega. El Logos se hace hombre y habla, no cabe mayor espanto para un novaeriano, cuya creencia se basa en el no-Logos (el anticristo).

Esa idea late en aquel poema tuyo que tanto me gusta: "nosotros amamos la jerarquía", donde hablas de la verdad de las flores, de ese orden maravilloso en el que San Agustín cifraba la belleza. La Naturaleza es bella, verdadera, buena, y todo eso es inseparable del hecho de que es ASÍ, y no de otra manera. Eso es lo que los novaerianos no soportan.

Longinos dijo...

Aprovecho para poner aquí el enlace a tu poema, que recomiendo a todos.

Alonso Gracián dijo...

Dices:

"pero no veo que los "novaerianos" rechacen la revelación porque sean partidarios de una razón "positivista"

Claro que no!

Ciertamente, no tienen nada de positivistas! estoy de acuerdo. No son positivistas, sino irracionales, como bien has dicho.

Eso es justamente lo que pretendía resaltar con mi incompleto comentario. El irracionalismo rechaza la razón y el Misterio,ambas cosas.

la fe no es irracional, sino supra-racional. El irracionalismo es un obstáculo para la virtud de la fe.

A eso me refería precisamente, a su irracionalismo, que has mencionado.

Está clarisimo que son irracionalistas, y ese rechazo de la Encarnación tiene irracionalismo, porque la Encarnación no es irracional ni antirracional, sino que sobrepasa la razón sin anularla, sino perfeccionándola.

Quise decir que el Misterio no es irracional, y que es irracional rechazar el Misterio. Y que es razonable creer y aceptar el Misterio, porque la razón, cuando se da cuenta de su límite, comprende que hay cosas que no puede entender por completo, y acoge la Gracia para poder aceptar el Logos que la sobrepasa..

En el gnosticismo hay un claro irracionalismo, que en el fondo no es sino una perversión de la razón, y con la razón pervertida los misterios sobrenaturales no encuentran el soporte que necesitan en el entendimiento recto.

Estoy completamente de acuerdo con el análisis que has hecho, y precisamente a eso me refería en mi lacónico comentario.

Alonso Gracián dijo...

Quien no confiesa al Logos, acaba perdiendo el logos.

George dijo...

Vengo de participar de un canal católico en youtube, donde el nivel de intelecto es medio para hablar de la Palabra de Dios, donde yo me siento como maestro instruyendo mis conocimientos a los demás hermanos católicos, pero vengo aquí a este blog y me siento como un "cachorrito" un aprendiz con el nivel de intelecto que se conversa aquí, que lo catalogaría de "TOP CLASS", sin duda es otro nivel,y eso me agrada por que aprendo mucho.

Longinos, esto es nuevo para mi de los “novaerianos”, la palabra en sí….. o sea si sé algo de estas ondas raras, fumadas de sus dioses, piensa a tu manera de cómo “es” y “creer” en Dios y cosa por el estilo del New Age, como algo parecido o relacionado al “panteísmo”, diría yo como un concepto “hippie” .

He escuchado que el “yoga” es una práctica en contra de Cristo….. mmmhh sí puedo entender a que se quiere llegar con eso; cuando el yoga de solo ejercitar el cuerpo con movimientos de flexibilidad y relajación de la mente conjuntamente, pasa a convertirse en una religión de diferentes dioses y creencias fumadas, que todo de todo lo creado en el universo es el mismo Dios, en este caso hablando del New Age, por lo cual esto ya se convierte en una práctica en contra de Cristo….OK lo puedo entender.

Mas no creo, que Cristo esté en contra de la práctica de la yoga en sí como un ejercicio o deporte más para hacer movimientos de flexibilidad para el cuerpo y a su vez conjuntamente llevado la relajación y concentración de la mente……. si hasta ahí se práctica el yoga de esa manera, no veo en lo personal conflicto alguno en contra de Cristo; sería el yoga como ya dije un ejercicio o deporte más como trotar en el parque o la natación por ejemplo, que no se antepone nada de nada a Cristo…. ¿o me equivoco??

Saludos

Alonso Gracián dijo...

Ah muchas gracias por recomendar el poema

Alonso Gracián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alonso Gracián dijo...

Como escribió Benedicto XVI, cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, acerca del yoga:

"Hay que tener la máxima prudencia, ya que detrás de estos elementos corporales se esconde una concepción del ser como tal, de la relación entre cuerpo y alma, entre hombre, mundo y Dios".

Alonso Gracián dijo...

George.

me ha resultado simpático eso que dices del "top class".

Sobre el yoga, creo que hay que estar muy prevenido, porque no es un deporte o disciplina meramente corporal, sino toda una metafísica espúrea que, bajo apariencia inane, inocula peligrosos virus idolátricos.

George dijo...

Alonso

Muchas gracias!

con pocas palabras pero sumamente comprensible me explicas lo del yoga

y bueno y lo de "Top Class",aunque parezca risible esa expresión,pero es la verdad!....y tú eres un "Top Class" por tus conocimientos mas que bíblicos, si no que teológicos e históricos y la manera tan académica como escribes....por igual Longinos

Alonso Gracián dijo...

George, te copio aquí algunos fragmentos más del texto de Benedicto XVI, por si te sirve para tu apostolado.

Gracias por tus amables palabras!

Un abrazo en el Señor

Alonso Gracián dijo...

""En una entrevista publicada por Planeta en el libro "Nadar contra corriente", el entonces cardenal Ratzinger calificaba como "muy peligroso" que se enseñe meditación trascendental y yoga en las iglesias católicas y comunidades religiosas.

"El riesgo es que el yoga pueda transformarse en un método autónomo de 'redención', desprovisto de un verdadero encuentro entre Dios y el hombre", afirmaba.

La entrevista, que fue publicada por la revista "30Giorni" en 1999, aborda temas como la magia, el espiritismo, el yoga y las fuerzas ocultas.

El Papa declaró entonces:

"Es verdad que también en la oración y en la meditación cristiana la posición del cuerpo tiene su importancia y significa una conducta interior que se expresa en la liturgia. Pero en el yoga los movimientos del cuerpo tienen una implicación diferente con respecto a la relación con Dios, que no es la de la liturgia cristiana. Hay que tener la máxima prudencia, ya que detrás de estos elementos corporales se esconde una concepción del ser como tal, de la relación entre cuerpo y alma, entre hombre, mundo y Dios".

El entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe señalaba también que "el mantra es una oración que no está dirigida a Dios, sino a otras divinidades que son ídolos".

Sobre la meditación trascendental, el Papa dijo que es una traición con respecto a la fe cristiana, "porque el Dios Trascendente, la persona que me ha llamado y que me ama, viene deformado en una dimensión trascendental del ser". Y añadía: "El camino de la meditación trascendental tiene la capacidad de introducirte dentro de tu identidad, algo exactamente opuesto a la visión cristiana, que reconoce una unión de entidades. Cristo se ha identificado con nosotros y así nos introduce en su Cuerpo, pero es una identificación diferente, obrada en el amor, en la cual permanece siempre una identidad personal distinta; mientras que la meditación trascendental comporta sumergirse, dejarse 'deshacer' en la identidad del ser supremo".

El precio de estas prácticas es, según el Santo Padre, "perder la fe, la perversión de la relación hombre-Dios y una profunda desorientación del ser humano".

Alonso Gracián dijo...

Concretamente sobre el yoga, en otro texto, el Papa explica que su peligrosidad consiste en pensar que por medio de prácticas corporales y mentales,

sin el auxilio de la Gracia sobrenatural, sino con fuerzas puramente naturales o físicas,

el ser humano puede alcanzar una supuesta "paz" y equilibrio.

Solamente la Gracia divina proporciona paz y el equilibrio al ser humano, profundamente herido y enfermo por el pecado original.

Confiar en alcanzar serenidad y armonía con prácticas respiratorias (que contienen camufladas invocaciones a dioses o a vacíos mentales y a "nadas"), es confiar en las `propias fuerzas humanas, o en ídolos.

Y solamente la Gracia de Cristo puede salvarnos, solamente en la Gracia hemos de poner nuestras esperanzas, como se dice en 1 Pe1,13.

Bueno, George, espero que esto te sea de utilidad para tu apostolado personal.

Un abrazo!!

Longinos dijo...

Hola, George. Alonso te ha explicado muy bien lo del yoga. Yo voy a añadir algo a eso. A ver si no me enrollo...

El yoga es una práctica de las que se llaman "iniciáticas". Eso quiere decir que según tú vas aprendiendo y te vas introduciendo en eso, te van contando poco a poco lo que de verdad es, y solamente a los que ya son muy expertos se les van descubriendo sus secretos.

Conozco una persona que estuvo muy metida en eso. Llegado un punto, le enseñaron una especie de cantos en lengua hindú, en indi. Pasado un tiempo, él tenía curiosidad por sber qué significaba aquello que él estaba diciendo durante su práctica, y logró que se lo tradujeran: resulta que eran invocaciones al demonio. Es decir, cuando él estaba practicando yoga, "olvidado" de sí mismo, con las defensas bajadas, lo que estaba recitando eran llamadas al demonio. Dejó todo aquello y empezó a darse cuenta del sentido que tenía todo.

El yoga promete una forma de "crecimiento" espiritual. Ahí se da el primer error: en no reconocer que lo nque el hombre necesita no es crecimiento, sino sanación del pecado, de su naturaleza herida. Pero el mayor problema es que, como la única verdadera sanación espiritual nos viene por medio de Jesucristo, el yoga se olvida de eso y busca una vía alternativa: sanación espiritual sin Cristo. O lo que es lo mismo, liberación, redención sin Cristo. Esto es lo que decía Benedicto XVI.

No es malo que alguien que no conoce a Cristo anhele su sanación espiritual. Es buenísimo. Nuestros antepasados griegos y romanos más sabios buscaron esa sana espiritualidad en la pr´ñactica del bien, en el seguimiento e la conciencia recta, sin saber que precisamente "la conciencia es el primer vicario de Cristo", como decía Henry Newmann. En el fondo, estaban rechazando el pecado y yendo en la buena dirección, aun en medio de las tinieblas.

Pero los yoguis no buscan la sanación ahí, sino en la "conexión" con otros poderes que están en la naturaleza. Eso es un error. Y para una persona que sí conoce a Cristo, buscar sanación espititual en poderes distintos de Él, de su gracia y, con ella, de la obediencia a su voluntad, luchando contra el pecado, no es ya que sea un error, es mucho más grave, es una forma de apostasía. Lo malo es que uno empieza a poner su confianza fuera de Cristo, en otras cosas, casi sin darse cuenta, y poco a poco va desplazando sus apoyos espirituales, quitándolos de cristo y teniéndolos en otro lugar, en otro poder.

¿Y cuál es ese otro poder que no es humano y que tampoco es divino, que nos promete lo que no nos puede dar, la salud espiritual, porque él mismo no la tiene? El mismo que le prometió a Eva que serían como dioses, el mismo que le prometió a Jesús la propiedad del mundo entero si le adoraba, el mismo que día a día nos promete la felicidad al ofrecernos el pecado. Esos poderes que están en la naturaleza pero no son de la naturaleza, son los del príncipe de este mundo, Satanás.

Longinos dijo...

Por eso, lo que hace el yoga y la meditación trascendental, con su apariencia de inofensivos, es deshacernos de nuestro propio control, nuestra sagrada propiedad sobre el cuerpo, la mente y el espíritu, para dejarnos indefensos y que nuestra casa esté abierta de par en par para los malos espíritus.

Todo lo contrario de la oración, que es ponernos en movimiento espiritual, mental y corporal implorando la gracia que nos viene por Jesucristo, movidos por el Espíritu Santo desde el principio, estableciendo un contacto personal con Dios.

Lo malo de ponerse en contacto con esos poderes que hay en el mundo, que son los malos espíritus (lo sepamos o no), es que esos poderes existen, y tienen verdadero poder y control sobre el mal. Pueden darnos temporalmente lo que necesitamos para quitárnoslo luego y man tenernos apegados a ellos, con el único fin de que pongamos nuestra confianza en esos poderes y nos vayamos desapegando de Cristo. Con el tiempo, veremos que no nos darán verdadera alegría, como sí nos la da Cristo, aun en medio del dolor, sino que nos iremos llenado de tristeza, desidia espiritual y desesperación, aun en medio del aparente bienestar. No sabremos por qué y recurriremos cada vez más a estas prácticas en busca de migajas de esa falsa sanación, y así nos va agarrando el príncipe de este mundo.

Estoy seguro de que muchos pensarán que esto son locuras o exageraciones, pero como no escribo esto para contentar a nadie, sino para decir la verdad de lo que realmente pienso, pues aquí está.

Longinos dijo...

Aún así, puede haber personas que piensen que, si no se entra en profundidades espirituales, y se practica el yoga como una especie de "gimnasia" meramente corporal, puede ser bueno y relajante.

Y es que nos hemos olvidado de que el cuerpo es inseparable del alma, que no son realidades separadas, sino mucho más unidas de lo que parece. Yo lo he descubierto al utilizar el cuerpo en la oración. Hsy posturas corporales que son objetivamente de petición, de apertura del corazón a Dios, como es el ponerse en la disposición del mendigo, las manos abiertas y vacías con la palmas hacia arriba, reconociendo su Todo y pidiéndole para nuestra nada. Hay posturas y actos que son objetivamente de alabanza, como es el alzar los brazos y el rostro hacia el Cielo. Hay posturas que son de adoración, como el arrodillarse o mucho más, echarse todo a lo largo en el suelo. Por eso, orar con todo nuestro ser, que es algo que hemos olvidado, es una maravilla, porque el cuerpo acompaña al corazón en la oración.

Yo no sé qué significarán específicamente las posturas del yoga, pero estoy seguro de que son inseparables de su esencia maléfica. Además, de algo que es maléfico, yo no quiero ni el envoltorio.

Me parece que muchos en la Iglesia están muy equivocados con todo esto, y no se dan cuenta de lo grave que es. Y hay muchísima gente muy dañada espiritualmente por estas prácticas, que son anticristianas y dañinas. Yo aconsejo dejarlas totalmente, lo mismo que los amuletos, supersticiones, adivinaciones, reiki y todas esas formas de presencia maléfica, y confiar sólo en el Señor y en su poder para sanarnos del pecado, curar nuestro corazón y liberarnos de la muerte.

A los que dicen: "pero es que a mí me viene muy bien, pero es que a mí me ha curado tal práctica de reiki, etc.", yo le diría: si funciona, peor. Porque si no funciona puede ser mero engaño humano, pero si funciona, es que ahí hay poderes que no son ni de Dios, ni del hombre, y sólo pueden ser de los malos espíritus. QUe los usan para que pongas tu confianza en ellos y no en Cristo, nuestro único Salvador. "En ningún otro hay salud, pues ningún otro nombre nos ha sido dado bajo el cielo, entre los hombres, por el cual podamos ser salvos" (Hechos 4,12).

Alonso Gracián dijo...

Has descrito a la perfección lo que ocurre con el yoga, longinos.

No sé que más se podría añadir !

Prevenir también contra esa forma minimalista y extática del yoga que es el zen.

El maestro zen Dögen escribió sobre el peligro de las influencias demoníacas durante las fases más avanzadas del zazen (la meditación sentada).

Un vez alcanzado el des-poseimiento de uno mismo, llamado kenshö, que se logra por pura respiración y concentración en el punto ki del cuerpo (cuatro o cinco centrímetros por encima del ombligo)

se sufren toda clase de asaltos de las potencias malignas, a las que Dogen y otros maestros zen aconsejan no resistir.

Así que como ves el tema es mas grave de lo que parece.

George dijo...

Alonso

No sé que pasó!!, pero te contesté de nuevo a tu comentario sobre Benedicto XVI, pero veo que no se publicó...la verdad lo que escribí fue con mucha inspiración, no fue mucho pero sí querría que quedara publicado;me siento algo agüitado,triste...

pero bueno, en sí muchas gracias Alonso por tus aportaciones

Dios te llene de bendiciones en abundancia

Alonso Gracián dijo...

Bueno, George, no te apures,son cosas de la informática. A mí el otro día se me borró una entrada nueva del blog, que me había llevado toda la mañana escribir.

Ánimo, sé fuerte en Cristo. Tus comentarios tienen unción y enriquecen mucho el diálogo.

un abrazo en el Señor

George dijo...

Mi apreciado Longinos, qué gusto verte de nuevo con tus escritos.

En resumen lo que comentas es un complemento muy bien analizado en conjunto con lo ya comentado por Alonso.

Yo nunca he practicado el yoga por que lo veo muy tedioso,como si estuvieras haciendo bicicleta estacionaria, estás siempre en un punto fijo y no le veo lo atractivo, prefiero trotar al parque o la montaña, es lo que hago, a su vez veo la naturaleza creada por Dios.


Parece atractivo,llamativo para muchos el yoga; como le decía a Alonso, la mayoría es gente que tienen huecos en sus almas y tratan de una u otra forma llenar ese vacío con algo innovador por el hombre, y uno de ellos es el yoga que te aleja de la Realidad del Dios Verdadero a un dios o dioses que es al fin a cabo el Mismo Satanás que te brinda un equilibrio y una paz efímera que se volviera como un círculo vicioso de: "No tengo paz, ahora si tengo paz, pero de nuevo no tengo paz, mas la vuelvo a recuperar, y otra vez la pierdo.... y así sucesivamente.

Muy cierto y me quedo con el versículo que pones de (Hechos 4,12).

Bendiciones!!

George dijo...

Alonso

gracias por los ánimos!

Así pasa a veces...pero hay que darle vuelta a la hoja y continuar

Igual, un abrazo en el Señor!

Longinos dijo...

Exacto, George, esas son las migajas que da Satanás para ir alejando a las personas de Cristo, lo has descrito estupendamente.

He aprovechado para hacer otra entrada sobre esto, con estas mismas contestaciones.

Oye, ¿y qué es eso de entrar en un canal de you tube? ¿te refieres a poner comentarios a un vídeo?

Siento que se te haya borrado esa entrada. Un abrazo y muchas bendiciones

George dijo...

Sí Longinos, es eso precisamente poner comentarios, pero la gente le dice por "canal" al video que en específico deja comentarios.

Y no es nada del otro mundo, No está para tu nivel, ni para Alonso en las conversaciones; son diálogos mas que para instruir o aprender es para insultar entre hermanos católicos y sectarios unicitarios, TJ, adventistas y por supuesto los siempre agresivos de los evangélicos...

claro que los católicos de ese canal de video, tratan de defender la doctrina en Cristo con lo que el Catolicismo cree y practica con bases bíblicas, como teológicas, y lo que la Iglesia enseña en sí....pero observo muchas deficiencias de ellos para defender de los ataques de los sectarios, por ejem. el celibato sacerdotal, defender los errores de la ICAR en el pasado de asesinatos, la venta de indulgencias o lo actual el tema de curas pederastas, el tema del Purgatorio, defender el tema de la supuesta idolatría a las imágenes, entre otras cosas como defender a la Virgen María y su Intercesión, algo que tanto nos tupen los sectarios que la consideramos una diosa, etc, etc.

Y yo he entrado al desquite defendiendo todo esto y sus razones de la ICAR de sus errores, pero bueno los sectarios aún así no entienden, creen ellos que por unos malos servidores de Cristo en Su Iglesia tanto en el pasado como en el presente, es razón para insultar a la ICAR violentamente como para abandonarla y que no puede ser de Cristo; es así su mentalidad tan pequeña, tan cerrada e inocentes, son muy mal hablados con palabras altisonantes muy fuertes.

Por eso ni al caso que tú y Alonso entren a ese canal de
youtube.... desde luego percibo la calidad de nivel de ustedes, no solo me refiero para hablar de teología, o de Las Escrituras o datos culturales, si no LA EDUCACIÓN, que una u otra mala palabra se les pueda salir y escribirla mmmmh es algo normal, a todos nos puedes llegar a suceder...pero ya el afán de ofender e insultar tan violento pues NO es su educación, e igual la mía, trato lo menos posible de insultar a los sectarios.

Ya estuvo bueno, ya fue mucho rollo...parezco político bla bla bla

Dios te bendiga!, Longinos

Longinos dijo...

Eso de no aceptar a la Iglesia porque está llena de pecadores tiene mucho que ver con el catarismo, George. Creen que la existencia de grandes pecadores dentro de la Iglesia es porque ésta ya no es la Iglesia de Cristo. Quieren una Iglesia de puros exclusivamente, y resulta que así acaban siendo una "iglesia" invisible, que no es la Iglesia de Cristo, y ni sqiuiera es pura, porque están errados y andan errantes doctrinalmente, como ovejas sin pastor, sin ser guiados por la Autoridad que Cristo confirió a sus pastores, y al final sus obras son la división entre hermanos y el contratestimonio de división ante el mundo.

Longinos dijo...

Aunque, gracias a Dios, los protestantes mantienen muchísimas cosas buenas que hacen que, aun sin quererlo, no estén totalmente apartados de la Iglesia de Cristo, que subsiste visiblemente en la Iglesia Católica. Todo el que reconoce a Cristo venido en la carne como su Señor y Salvador, es nuestro hermano.

Desgraciadamente, dentro de la Iglesia Católica, hay personas que andan igual de erradas doctrinalmente (o más). El pelagianismo (creer que podemos salvarnos nosotros mismos por nuestras obras, sin la gracia que nos viene gratuitamente por Jesucristo, como si el Evangelio fuera un libro de autoayuda y Jesús sólo un modelo moral) y el arrianismo (no reconocer a Cristo como Dios y Señor) han contaminado a muchos. El que no reconoce a Cristo como Señor y Salvador, ha dejado de ser cristiano, y eso es mucho más grave que ser protestante. Por desgracia hay muchos así, que se tienen por católicos, por cristianos, sin serlo.

Longinos dijo...

Oye, George, perdona que insista, es por curiosidad y por estar al día. ¿Te refieres a que en Youtube contestas con un vídeo donde sales tú por ejemplo, hablando de lo que quieres decir, en vez de escribir como hacemos nosotros? ¿Y eso se puede hacer fácilmente así sobre la marcha, con una camarita de ordenador?

Longinos dijo...

Ah, Alonso, ya entiendo lo que querías decir, estamos en la misma idea. Quizá el rechazo de los novaerianos va más allá de la Encarnación, incluye a la propia huella del Logos en la creación.

Últimamente me pregunto mucho sobre eso, y le pido a Dios que me alcance luz, porque me duele ver lo apartados de Cristo que están y lo mal que se encuentran las personas a las que quiero y que se encuentran atrapadas por la New Age. Me leeré de nuevo el documento "Jesucristo, Portador del Agua de Vida".

Alonso Gracián dijo...

Me refería precisamente a eso, Longinos.

Al no confesar al Logos, por Quien todo fue hecho, su logos se deteriora,

se vuelven irracionales,

pierden de vista el recto sentido de lo creado, lo idolatriza, y al no hallar en lo visible la huella del creador desprecian las esencias cereadas.

Es el principio de la magia, la alteración de las esencias, el viejo anhelo alquímico-gnóstico,

convertir el hierro en oro, una paloma en un conejo, un ser humano de sexo masculino en otro femenino.... la ley natural se subjetiviza y se pulveriza en la total irracionalidad.

Alonso Gracián dijo...

De este desprecio al Logos Encarnado, procede el desprecio a las esencias creadas que nos hablan de ese Logos.

Magia negra. No hay más que observar el resurgir entusiástico en la cultura actual de la alquimia, el esoterismo, la brujería, los poderes paranormales... todo esto está presente en el cine, la literatura...todo esto brotó en la cultura burguesa del siglo XIX y toda la literatura y el arte burgués. Ya lo denunció Bloy con palabras proféticas.

Es el resurgir de la antigua gnosis mágica, de la Goecia, Ars Goetia, del latín, las artes mágicas, componente básico de la metafísica novaeriana.

El primero objetivo por la Goecia atacado es la ley natural.

Alonso Gracián dijo...

Si echamos un vistazo al cine de los últimos tiempos veremos la enorme profusión de temas mágicos, paranormales y demonológicos, el culto al mal-.

--de hecho, la Goetia gnóstica estuvo asociada a la demonología.

No debe extrañarnos la profusión de la literatura demonológica en el ámbito cultural burgués, desde el siglo XVII, sobre todo en países apostatas. Desde Milton, a William Blake.

Cuando se ha separado el logos de un pueblo del equilibrio y la armonía de la Iglesia, imagen de María Santísima, se abren todas las puertas del infierno a través de la subjetividad romántica y el irracionalismo.

No es casualidad el atractivo de las religiones orientales, en especial el hinduismo yogui con toda su jerarquía de ídolos y demonios, y la meditación zen, con su inmersión en las fuerzas demoníacas, para la mentalidad novaeriana.

Alonso Gracián dijo...

Sobre el culto mágico y el espíritu alquímico-demonológico del catarismo, es decir, sobre la Goetia,

tiene el libro "Lo que no podemos ignorar" de Budziszewski unas palabras interesantísimas.

Os la copio.

""En el capítulo precedente comparé las relaciones públicas del mal moral con la "magia negra". Sus métodos no requieren de ojos de tritón, aunque bien podrían: en esencia, son forma de Goetia, de la antigua práctica cuyo objetivo consistía en acumular poder "saltándose" la naturaleza, deformando sus formas, aniquilando lo creado. (...) Anular los límites naturales"

"Esta es la esencia de la Goecia. No hay naturaleza, no hay nada dado, la realidad será lo que decidamos. magia negra."

En los tratados de Goecia del siglo XVI, ¿qué hay, junto a escritos de alquimia, gnosis esotérica, etc.? Demonología. Estudio de los demonios y su clasificación. Por ejemplo, en el espantoso "Pseudomonarchia Daemonum" de Johann Weyer, de 1563 en que se estudian nada más y nada menos que 72 demonios. ¡! A muchos literatos del s. XIX les encantaba este tipo de pseudoliteratura demoniaca. (Por ejemplo Valle Inclán, que era gnóstico)


Por esto no me cabe duda de que todo esta new Age y su metafísica orientalista, catarista y mágica es obra de las potestades del mal. Es indudable. Todo esto hay que enmarcarlo en la lucha de la fuerza del mal contra la Iglesia única de Cristo, en los últimos tiempos.

Longinos dijo...

También he recibido luz de la Escritura, a través de Monseñor Munilla, sobre esa idea de que Dios no se nos hace evidente para permitir nuestra libertad en la fe. por supuesto es un error. Primero, porque, como le dice Abraham a Epulón en la parábola del Señor, "no creerán aunque un muerto resucite". La posibilidad del mal, del rechazo a Dios, está por encima de la mayor o menor evidencia de la Revelación. Es más, para un conocimienmto herido por el pecado, la evidencia plena no existe. Lo vemos en el rechazo del tantos judíos a Jesús, a pesar de ver sus milagros, de forma que llegaban a decir: "expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios".

Y por otra parte, Jesús se muestra de forma plenamente sensible a algunos, como a Tomás, y no podemos pensar que no respetó la libertad de Tomás por eso.

Pero la luz viene al constatar, día tras día, que en el mundo nunca llegamos a tener pruebas que nios permitan no tener que hacer un acto continuo de fe, o que podamos presentar a nuestros amigos como pruebas evidentes de que Cristo está vivo. Cristo nos da a menudo pruebas de su presencia y su acción, pero pruebas que pueden mover a la fe o precisan de la fe. Los mismos milagros de Cristo, para los que los vieron, no fueron pruebas evidentes, sino que movían a la fe o fortalecían la fe de los ya creyentes, pero siempre es necesaria y será necesaria la fe en el encuentro con Cristo. Por eso, no hemos de escandalizarnos cuando las "pruebas" siempre se nos escapan en alguna medida; sirven a la fe, pero no la sustituyen.

Y Mons. Munilla me aclaró mucho esto en su comentario al Catecismo por Radio María, citando el Evangelio (Mateo 6), cuando Juan Bautista manda a sus dicípulos a pregutar a Jesús si Él es el Mesías o tenían que esperar a otro:

4 Jesús les respondió: «Vayan a contar a Juan lo que ustedes oyen y ven:

5 los ciegos ven y los paralíticos caminan; los leprosos son purificados y los sordos oyen; los muertos resucitan y la Buena Noticia es anunciada a los pobres.

6 ¡Y feliz aquel para quien yo no sea motivo de escándalo!».

A pesar de todas esas pruebas, existe la posibilidad del escándalo: Jesús curó a unos y no a otros, y al final, resucitado, se mostró a unos y no a otros. ¿por qué no se mostró a todo el mundo, como se le mostró a Tomás? Como pregunta Judas Tadeo en Juan 14,22:

"Judas –no el Iscariote– le dijo: Señor, ¿por qué te vas a manifestar a nosotros y no al mundo?"

Recuerdo que el ateo Fermín Salvochea le decía a su madre esta frase tan diabólica: "¿ves?, Jesús no es bueno, porque pudiendo curarlos a todos, curó sólo a algunos". Para estas objeciones se dijo ese "feliz el que no se escandalizare de mí". Es siempre necesaria la confianza, la fe, a pesar de las mayores o menores "evidencias" o manifestaciones de Jesús. Y la única verdadera prueba sobre la que podemos apoyar esa confianza, desterrando de nuestro corazón el escándalo, es la Cruz.

Alonso Gracián dijo...

En el documento "Jesucristo portador del agua de Vida" describe muy bien algunos de todos estos conceptos clave que estamos analizando, y los describe según lo que significan para los novaerianos tipo Paulo Coelho, Bucay, Spangler, etc., que son sus gurús:

""ESOTERISMO (del griego esotéros = lo que hay en el interior): designa generalmente un conjunto de conocimientos antiguos y ocultos accesible sólo a grupos de iniciados, que se describen a sí mismos como guardianes de las verdades ocultas a la mayoría de la humanidad. El proceso de iniciación conduce desde un conocimiento de la realidad meramente externo, superficial, hasta la verdad interior y, mediante ese proceso, despierta la conciencia a un nivel más profundo. Las personas son invitadas a emprender este « viaje interior » para descubrir la « chispa divina » que hay dentro de ellas. En este contexto, la salvación coincide con el descubrimiento del yo. "

Longinos dijo...

El otro día estuvimos comentando con una hermana del grupo de oración y con un joven sacerdote algunos ejemplos de acción demoníaca. La ventaja que tiene el demonio hoy día es que muchos no creen en él y no reconocemos su acción, y cuando apenas la reconocemos es dificilísimo encontrar ayuda para poner los medios adecuados, porque muchos sacerdotes, por desgracia, no saber nada de eso y no quieren saberlo.

Eso que cuentas me ha recordado que comentamos uno de los poquísimos libros que hay actualmente accesibles sobre el demonio: la Summa Demoniaca del P. Fortea. Lo he encontrado en la red y aprovecho para enlazarlo aquí.

George dijo...

Disculpa Longinos, por no contestarte, ya que el fin de sem. no entré al internet.

Es un video de youtube hecho por un creyente católico donde él explica por qué debemos creer en la Virgen María, pero no sale él hablando en el video, solo son escritos apoyado por una voz..... y bueno pues de ahí se desató no solo hablar de María en los comentarios que se dejan, si no de las demás doctrinas católicas entre católicos y protestantes.

Algún día saldré yo en video, ya cuando sea todo un catedrático y maestro de la apologética cristiana(católica), cuando tenga un 65 años de edad je je je... y te avisaré jeje

Longinos dijo...

Gracias, George. Te lo preguntaba porque se me había ocurrido alguna vez que, si eso fuera fácil, se podría grabar algún vídeo y comentar un tema.

Ya ves, me interesan las nuevas tecnologías... El padre Loring, que es amigo nuestro (vive aquí, en Cádiz), dice siempre: "¡Si San Pablo hubiera conocido internet...!"

George dijo...

Longinos

Inclusíve hay videos en youtube del Padre Loring,...

pero creo lo que tú preguntas específicamente es que si se puede conectar en youtube en vivo con el uso de una cámara para realizar tus comentarios y a su vez intercambiar opiniones con la gente en el momento....mmmmh no, tengo entendido que no es así, el youtube hasta donde sé, puedes grabarte haciendo tus comentarios y luego subir el video a youtube para que la gente lo vea y deje sus comentarios por escrito, así como tu blog....

es así como mucha gente lo hace, grabarse y subir el video a youtube.

Mas sin embargo esto de poner una cámara y hablar de lo que quieras EN VIVO y a su vez la gente
intercambie opiniones contigo escuchando también la voz de los participantes a través de cámara, eso es TWITTER....tengo entendido.

Saludos

Anónimo dijo...

Con ustream.com pueden hacer un video en vivo, si les interesa explorarlo.

Longinos dijo...

Gracias, George y Anónimo!

Se ha producido un error en este gadget.