lunes, 5 de diciembre de 2011

María implora sobre nosotros el Espíritu Santo

A mí no me acaba de llenar plenamente eso de dejar la oración a María para el final de las oraciones, como honrándola. Está bien honrarla, porque es nuestra Madre y porque "todas las generaciones la llamaremos bienaventurada" (Lc 1,48), pero una madre no quiere ser honrada sin contar con sus cuidados; la mayor y mejor forma de honrar a una madre es aceptar sus cuidados, es comerse con gusto la comida que te ha preparado.

Y la "comida" que nos prepara María es ésta: implorar al Padre, por los méritos de Cristo, que envíe sobre nosotros el Espíritu Santo. Esa es su función, su utilidad maternal. Como en Pentecostés, cuando ya era ella Madre de la Iglesia, y los discípulos oraron en unión con ella. Dice la "Redemptoris Mater" de Juan Pablo II:


Por consiguiente, en la economía de la gracia, actuada bajo la acción del Espíritu Santo, se da una particular correspondencia entre el momento de la encarnación del Verbo y el del nacimiento de la Iglesia. La persona que une estos dos momentos es María: María en Nazaret y María en el cenáculo de Jerusalén. En ambos casos su presencia discreta, pero esencial, indica el camino del « nacimiento del Espíritu ». Así la que está presente en el misterio de Cristo como Madre, se hace —por voluntad del Hijo y por obra del Espíritu Santo— presente en el misterio de la Iglesia. También en la Iglesia sigue siendo una presencia materna, como indican las palabras pronunciadas en la Cruz: « Mujer, ahí tienes a tu hijo »; « Ahí tienes a tu madre ».

Sobre esto, dijo Juan Pablo II en su enseñanza de Pentecostés en 1989:

"La comunidad apostólica tenía necesidad de su presencia y de aquella perseverancia en la oración , en compañía de Ella, la Madre del Señor. Se puede decir que en aquella oración "en compañía de María" se trasluce su particular mediación, nacida de la plenitud de los dones del Espíritu Santo. Como su mística Esposa, María imploraba su venida a la Iglesia, nacida del costado de Cristo atravesado en la cruz, y ahora a punto de manifestarse al mundo".

Es decir, María es especialmente el instrumento de Dios, la mediadora materna para que el Señor nos envíe su Espíritu Santo. Ella es la "omnipotencia suplicante", capaz de adelantarle la hora a Dios, como hizo en Caná. María está deseando que nos acojamos a ella como madre, que le pidamos que ruegue por nosotros a Dios para que, por mediación de Cristo y por sus méritos, el Padre nos envíe el Espíritu Santo. Yo creo que honrarla al final de las oraciones está bien, pero acudir a ella al principio de las oraciones, empezar a orar con ella para que implore sobre nosotros el Espíritu Santo, está mejor, es más útil para nosotros, y la honra a ella aún mejor.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Longinos, siempre saco un aprendizaje de tus escritos, es como agua fresca para mi espiritu. Leyendo las lineas, me vino a la cabeza la pregunta y quiero ver si tienes algo que escribir al respecto o si hay una fuente que pueda consultar, es sobre la veneracion a la Santa Virgen Maria, cuando se inicio y como se fundamenta en nuestra iglesia catolica?

Longinos dijo...

Muchas gracias, Anónimo. Sobre la veneración a la Inmaculada Virgen María, en la Iglesia nos viene por tradición desde los primeros siglos. Está fundada tanto en la Escritura como el la Tradición no escrita, y puede encontrarse ya en muchos padres de la Iglesia, en las fiestas antiguas como la de su "dormición" o "tránsito" al Cielo. Un libro muy bueno sobre esto es "María, en la Biblia y en los Padres de la Iglesia", de los autores Flecha, Stock y Martínez Puche, editada por Edibesa en su "Biblioteca mariana".

Como estamos en la vigilia de la Inmaculada Concepción, una de mis fiestas marianas preferidas, te voy a poner uno de los testimonios que más me gustan sobre esa verdad revelada. Es de uno de los padres de la Iglesia, San Hipólito, muerto en el año 236, y dice así:

"El Señor no podía pecar, pues había sido formado, en cuanto a su naturaleza humana, de maderas incorruptibles, es decir: con la intervención de la Virgen y del Espíritu Santo".

Y de la Escritura, me gusta mucho esta del Cantar de los Cantares, que está escrita en latín en el pórtico de la Catedral gótica de Palma:

"Estás toda limpia, amiga mía, y en ti no hay mancha". (Ct 4,7)

En el pórtico, se señala el significado mariano que con la ayuda del Espíritu Santo atribuimos a esta frase en la fe de la Iglesia, y dice así exactamente: "TOTA PVLCHRA EST AMICA MEA ET MACVLA ORIGINALIS NON EST IN TE"

Un abrazo y muchas bendiciones, ¡que la Virgen Inmaculada implore sobre ti siempre el Espíritu Santo!

Longinos dijo...

Como sabes, María es "tipo" de Israel y de la Nueva Jerusalem, la Iglesia de Cristo. Tambiñén se la ha venerado, y queda ya constancia en el siglo II-III con Tertuliano y Orígenes, como la "nueva Eva" que con su obediencia rectificó la desobediencia de Eva, en paralelismo al hecho de que por Adán nos vino la muerte y por el nuevo Adán, Cristo, la salvación y la vida. También ha sido vista María como la "Esposa del Espíritu Santo": Hija del Padre, Madre del Hijo, Esposa del Espíritu Santo. Por eso en el Cantar de los Cantares se pueden aplicar a ella muchas expresiones. El Cantar habla de Jesucristo y el alma (y así lo aplican en su poesía los místicos españoles, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús). En paralelo se puede ver la analogía con las bodas de Cristo y su Iglesia, el significado más patente en el Cantar. Y a la vez, el desposorio de María con el Espíritu Santo. Y así se puede aplicar a ella también la frase, "soy morena, pero hermosa, hijas de Jerusalem", implicando que aunque ella es de naturaleza humana, está limpia de pecado -pues ha sido preservada por los méritos de Cristo-.

Otra prefiguración que me encanta de la Inmaculada está en el libro de Judit. Judit está en la tienda de Holofernes, el general invasor, tipo demoníaco, cuando éste cae rendido y borracho. Allí, en lo oculto, ella le corta la cabeza y se la lleva a los israelitas, con lo cual empieza la victoria de Israel, lo mismo que con la obediencia de María en lo oculto empieza la Encarnación del Verbo y su victoria. Pues bien, fíjate lo que dice Judit cuando vuelve con los israelitas, después de haber matado a Holofernes:

«Aquí está la cabeza de Holofernes, el general en jefe de los ejércitos asirios, y este es el cortinado bajo el cual estaba tendido completamente ebrio. ¡El Señor lo ha matado por la mano de una mujer!

¡Por la vida del Señor, que me protegió en el camino que recorrí! Mi rostro lo sedujo para su perdición, pero él no cometió conmigo ningún pecado que me manchara o me deshonrara».

Un abrazo y muchas bendiciones

Alonso Gracián dijo...

Me ha llegado especialmente esta entrada, tal vez porque coincide con una preocupación teológica mía de estos momentos.

María implora para nosotros el Espíritu Santo, de aquí que sea clave en nuestra vida cristiana y apostolado.

Hay un pensamiento de León Bloy, en el Diario de sus últimos años, que refleja el papel de María en nuestro apostolado:

Los libros de Bloy convertían a muchas gente, como refleja humildemente en sus diarios:
"he recibido el consuelo infinito de dar algunas almas a la Iglesia. " (noviembre 1915)

Y así explica por qué se producen tantas conversiones por la lectura de sus escritos:

"mi verdadera fuerza reside en amar a María, y SÓLO ASÍ se explican las conversiones operadas por mis libros" (diciembre 1915)

Ese "sólo así" que dice Bloy encierra un misterium inefable, que estremece milenios, que derrota límites y sobrepasa todo pensamiento lógico.

Cuando Dios actúa por medio de nosotros, y conseguimos acercar a la gente a Dios, no nos quepa duda de que en todo ello María ha tenido un papel fundamental, y que en la medida de nuestro amor a maría, como dice Bloy, en esa medida Dios nos hará insrumentos suyos.

Esto es misterio muy grande, pero creo que tiene que ver con la Encarnación y toda esa economía de mediaciones que Dios ha establecido.

Alonso Gracián dijo...

Muy acertado aludir al Libro de Judit. Es toda una prefiguración de la mediación de María y de la Inmaculada Concepción.

Que la Iglesia, contra la opinión de los propios judios y de los prostestantes, considere este maravilloso libro, lleno de enseñanzas, obra canónica, es una muestra más de su verdad.

George dijo...

Longinos

Dime tú, si lo estoy haciendo bien cuando oro a María; por ejemplo aquí una oración que hago a María:

"Madre Virgen María con tu poderosa intercesión "ANTE" Dios Padre, en el nombre de Cristo quiero que sane el problema de “x asunto” de “x persona” , te lo pido de todo corazón..... etc, etc, etc

Mas sin embargo, a mi parecer la oración que realizo a María, no es plena en sí, ya que no incluyo en la oración a la pieza clave que a fin al cabo recae, nos abraza que es el ESPÍRITU SANTO.

Ya que en la oración cuando relaciono o menciono al Espíritu Santo, es de la sig. manera:

Te pido Dios Padre en el nombre de Cristo que envíes el Espíritu Santo por " x persona" por "x asunto".

Aun sabiendo que María quedó embarazada de Jesús por obra del “ESPÍRITU SANTO”, y esto porque Dios Padre así lo quiso, y como he dicho no relaciono en la oración que hago a María con el Espíritu Santo .....

-----------

"Madre Virgen María con tu poderosa intercesión "ANTE" Dios Padre, en el nombre de Cristo ruega(implora) al “ESPÍRITU SANTO” para que sane el problema de “x asunto” de “x persona” , te lo pido de todo corazón..... etc, etc, etc

Longinos, esa sería la oración correcta al orar a María (inclusive algún santo o beato como JP II), mencionando siempre al Espíritu Santo???

Bendiciones
Saludos

Longinos dijo...

George, todas las oraciones que has citado me parecen correctas. Creo que al orar es muy importante saber lo que estamos haciendo, pero aún más importante es el amor, la familiaridad, la sencillez... Por eso Cristo nos dice que no usemos muchas palabras, no tenemos necesidad de enseñarle al Señor cómo tiene que hacer las cosas. Lo importante es que sea una oración de fe. Fíjate: la oración de petición más tradicional de la Iglesia por medio de María es ésta: "ora pro nobis" (ruega por nosotros). Ella ya sabe que le pedimos que ore por nosotros al Padre, para que por su misericordia, por los méritos de Cristo y por la acción el Espíritu Santo, nos conceda, si es la voluntad de Dios y para nuestro bien, aquello que le pedimos con humildad y aceptando de antemano su voluntad. Es como cuando le pides a un amigo que rece por ti porque te vas a examinar de conducir; basta que le digas: "reza por mí". Incluso, más sencillo: "María, ayúdame". Ya sabemos María y yo que le estamos pidiendo que ruegue por nosotros. Estamos en la familia de María, y nuestro amor es precioso. No lo dejemos contaminar nunca con sospechas de gente que no conoce eso; los pobres lo hacen y dicen hasta de buena fe, pero es que no conocen el amor que Dios ha querido que nos tuviéramos entre nosotros, María, San José, los ángeles y los santos, la bendición que es ser "conciudadanos de los santos y familiares de Dios" (Ef 2,19).

Fíjate que hasta la Virgen de Guadalupe, cuando se aparece a Juan Diego, dice que quiere que construyan allí una iglesia donde ella ayudará a quien pida su auxilio, como cuenta el Nican Mopohua:

"Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los demás amadores míos que me invoquen y en mí confíen".

Quiero decir: la Virgen María asume su papel de mediadora maternal, y no necesita estar siempre diciendo, para que no se escandalicen los críticos: "yo voy a rogar al Padre, para que por los méritos de Cristo". Todo eso ya lo sabemos, no necesitamos repetirlo cada vez que oramos. Aunque yo creo que es bueno repetirlo de vez en cuando, para que no se nos olvide, y especialmente me gusta y me parece la más correcta la oración que antes he puesto y ahora repetiré, que es la misma con que tú has concluido.

Me gusta, en primer lugar, por qué es lo que pedimos. No hay nada que podamos pedir mejor que el Espíritu Santo. Es el culmen y el fondo de toda oración de petición. Además, es la promesa de Jesús de la petición que siempre será atendida, porque lo que pedimos es lo que nos conviene: el Espíritu Santo, por encima de todo.

En segundo lugar, me gusta porque mencionamos que la petición será por los méritos de Cristo, en su Nombre, que es como hemos de pedir siempre, y así sabemos doblemente que el Padre misericordioso no nos lo negará. Es ésta:

"María Inmaculada, Madre nuestra, ruega al Padre misericordioso que, por los méritos de su Hijo Jesucristo, Nuestro Señor, nos conceda el don del Espíritu Santo".

Un abrazo, George, y muchas bendiciones. Que la Virgen te guíe y ya sabes, no dudes en comentarme si algo no te he explicado bien o lo que te parezca.

Longinos dijo...

Gracias, Alonso. Como sabes, la Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, reconoció como canónico el Libro de Judit, y así se expresa en el Decreto del Papa San Dámaso, dado en el Síndodo de Roma, el año 382. Puede que haya otros libros que a otros les gustan más o menos, pero ¿quién sino la Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, puede reconocer qué es Revelación de Dios y qué no, para enseñárselo a sus hermanos? ¿Con qué atributos? ¿Con qué autoridad? Fue el "sensus ecclesiae", el sentido sobrenatural de la fe, el que hizo a la Iglesia, de Oriente a Occidente, primero, reconocer la Palabra de Dios en esos libros y leerlos en la Sagrada Liturgia; después, darse cuenta de que eran inspirados por Dios, a diferencia de otras cartas y textos muy piadosos y correctos, seguramente asistidos por el Espíritu Santo, pero que no eran inspiradas y no formaban parte de la Revelación. Y finalmente, el Espíritu Santo, mediante ese mismo sentido sobrenatural de la fe, movió a la autoridad jerárquica de la Iglesia, que viene de Cristo, a ponerlo por escrito y fijar así el canon de la Biblia, al que ningún hombre por su cuenta puede añadir ni quitar nada. Despreciar cualquier versículo canónico sería despreciar la Palabra de Dios.

Tengo entendido que precisamente fueron los judíos los que abandonaron esos libros para diferenciarse más de los cristianos. Cristianos y judíos al principio coincidían en el canon de las escrituras, y ambos aceptaban todos los libros incluidos en la traducción de los 70, que por cierto es la que se usa en las citas del Nuevo TEstamento, cuando se cita el Antiguo. Luego los judíos hicieron una revisión y abandonaron algunos. Me parece incomprensible que un cristiano pueda tener más confianza en la sinagoga del siglo IV que en la Iglesia de Cristo, y rechazar así la Palabra de Dios. Eso es prueba de que no se está en la verdad, sino en buscar la división. Eso es Lutero, no Cristo.

George dijo...

Longinos

Tienes mucha razón no es necesario ser tan metódico al hacer una oración a María, como yo lo expresé textualmente....por otro lado también tienes razón al decir que a veces es bueno y necesario recordar de manera explícita la oración al estilo "soldado" por así decirlo, como bien mencionas en la oración que muestras.

Muchísimas gracias !!

sigo en otro cuadro....

George dijo...

Longinos

Me parece interesante la charla que tienes con Alonso, hablando de los libros canónicos inspirados por el E. Santo y cuales solo son asistidos que son de importancia, mas no Revelados a fin al cabo.

Ante esto que comentas los judíos que sacaron libros de su canon para diferenciarse de los cristianos, y hablando sobre Lutero y demás......bueno yo sostuve hace como 5 meses una conversación sobre aquello en un blog protestante, con uno de ellos, y le escribí lo siguiente ya que sabía por que me había documentado, pero después él me respondió, y me dejó en jaque con su contestación, claro que no me chupé el dedo ante su respuesta, después investigué y no me quedó claro; haber si tú Longinos puedes esclarecer lo siguiente, y te lo paso textualmente:

George dice:

Los judíos que sacaron los deuterocanónicos de su Canon, pues era el Concilio de Jamnia, de judíos fariseos, LA GRAN SECTA JUDÍA que consideraban a Cristo como un bastardo, NO Hijo de Dios, a parte con el pretexto de que estaban escrito esos libros en griego y no en hebreo, (cuando en esos tiempos el idioma internacional era el griego el que predominaba) por esos sacaron los libros……. al contrario el Canon de Alejandría o de los 70 sabios, una gran comunidad judíos creyentes en Cristo en Egipto que a parte hablaban el griego sí consideraron como inspirados Los deteurocanónicos por Cristo …..Lutero le hizo caso a los Judíos de Palestina, a los de Jamnia a los fariseos, por eso no tienes en tu biblia los deteuroncanónicos o quizás los tengas, ya que algunas biblias protestantes los tienen, mas lo pasan por desapercibidos. A parte algunos, no todos de los deuterocanónicos sí estaban escrito en hebreo, hasta arameo lengua de Cristo y fueron traducidos al griego, otros se quedaron en griego, ya que como digo en esos tiempos el griego era el idioma internacional.

EL protestante responde:

El argumento de la secta judía farisea es un argumento falaz, una auténtica falacia, porque eran las sectas esenias, las auténticas sectas apartadas, las que utilizaban los libros deuterocanónicos como principales. Los evangelios que tu iglesia católica definió en sus inicios como canónicos, te recuerdo, luchando contra el gnosticismo, el arrianismo, o el docetismo en los 4 primeros siglos después de Cristo, hacen referencia a los libros que están en la TANAJ, “la Ley, los profetas y los salmos.” Los libros deuterocanónicos son de segundo canon, cosa reconocida por los padres de la iglesia. La diferencia es darles autoridad o no, y la ICAR le dio autoridad al nivel del resto en la contrarreforma protestante de manera oficial, ya que estos libros se les concedía autoridad de manera oficiosa en algunas zonas de Europa, y no en toda la Iglesia.

No tienes ni idea de cómo se formó la septuaginta y en qué condiciones.En mi Biblia están los deuterocanónicos…Y aunque no lo estuvieran, están los libros de la Tanaj tal y como vienen en la Septuaginta. Los del NT son los mismos que los tuyos.

-------

Como puedes ver Longinos, en la contestación del protestante dice que lo que dije es toda una falacia, y dice él que las sectas esenias eran los que usaban los deuterocanònicos....no creo yo estar errado, me documenté correctamente, o me equivoco??

Saludos

Alonso Gracián dijo...

Estimado George, el problema de la canonicidad de los textos sagrados no es otro que el de la Autoridad divina de la Iglesia.

Verás, si con nuevas o viejas pruebas históricas o científicas me dijeran que un libro de la Escritura no es canónico, pero la Iglesia con su autoridad me enseñara que sí lo es,

yo me fiaría plenamente de la Iglesia y creería en la canonicidad de ese libro, por muchas pruebas arqueológicas, sociológicas o históricas que alguien pudiera aportarme.

Y es que el Espíritu Santo no desampara a su Pueblo, antes bien lo guía por la Palabra de la Iglesia, que nos enseña lo que es Palabra de Dios.

Y sabemos que la Palabra de Dios es la que es, por la Palabra de la Iglesia nuestra Madre y Maestra.

La Iglesia es Esposa de Cristo y por ello, porque la Escritura es Palabra de su Esposo, es capaz de discernir la Voz de su Esposo en sus textos. Y no por ciencia humana, que no desdeña, sino por asistencia del Espíritu, que da vida a toda ciencia y es, por sí mismo, el Maestro interior de la Iglesia misma.
Un saludo

Longinos dijo...

Hola, George. Yo no tengo mucha idea de esto, pero tengo en mi casa el "Denzinger" (creo que también está en Internet), que es una recopilación de todo el Magisterio de la Iglesia, toda la enseñanza de los Papas, los Concilios, etc., desde el siglo I hasta ahora. Viene según el documento original (griego o latino) y traducido. Si buscas el canon actual ya dado sin que quepa duda como firme enseñanza del Papa, se encuentra en un carta de Inocencio I al obispo de Toulouse, en el año 405, conocida como "Consulenti tibi". Está por supuesto Judit, además de Sabiduría, Sirácida, Tobías, Judit, Ester, Baruc y los 2 de Macabeos, y todos los que forman la Biblia de la Iglesia que podemos encontrar en todos los siglos posteriores. El Concilio de Trento no fija el Canon, sino que simplemente repite lo que se viene usando en la Iglesia desde que el Magisterio reconoció el canon 11 siglos antes, y desde antes, porque el criterio que se usa para reconocer el canon en el siglo V es precisamente fijarse en los libros que se venían teniendo por inspirados en todas las Iglesias apostólicas. Es decir, guiarse por el sentido sobrenatural de la fe dado por el Espíritu Santo a la Iglesia. Nadie puede quitar ni poner por sí mismo libros al canon que la Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, reconoce.

Los judíos restringen el canon quitando los últimos libros que usaban, a finales del siglo I, en la escuela de Jamnia. De todas formas, yo he hablado con protestantes que aceptan estos libros. Realmente, lo de Lutero no se sostiene, y da que pensar simplemente que quita los libros que le contradicen, lo mismo que llama "epístola de paja" a la Carta de Santiago. No es cristiano quien dice que es de paja la Palabra de Dios. Las palabras de Lutero sí que eran de paja, de esa que arderá el último día.

Un abrazo y muchas gracias por tus cuestiones, porque estas cosas y muchas otras circulan por ahí y confunden a muchos. Realmente, el portestantismo se separa de lo que toda la Iglesia creía desde los primeros siglos. La forma en la que muchos protesantes regresan plenamente a su Casa, la Iglesia de Cristo, es cuando investigan a fondo cualquier especificidad protestante y leen a los Padres de la Iglesia o los documentos del Magisterio de los primeros siglos, y se dan cuenta de que Trento no se inventa nada, que el que se inventa o copia de Juan Huss es Lutero. Y que no hay conexión entre el protestantismo y lo que creía la Iglesia de los primeros siglos.

Maria del Rayo dijo...

He leído todo lo que han escrito, hay mucho que decir, me quedo con que la Virgen es quien implora sobre nosotros el Espíritu Santo, Ella que es la más fiel seguidora de Jesús y el mayor ejemplo para hacer la Voluntad del Divino Hijo.
Gracias Longinos.
Saludos en Jesús y María.

George dijo...

Alonso muchas gracias por el tiempo en escribirme, tienes toda la razón; mientras si son peras o son manzanas, que sí el Concilio de judíos creyentes en Jesús los de Alejandría, o los judíos no creyentes en Jesús , los de Jamnia, y no sé qué tanto pueda el ser humano sacar sus conclusiones con investigaciones…….. es que la única verdadera conclusión es fiar a la IGLESIA por medio del ESPÍRITU SANTO la cual asiste , y así el Magisterio de la Iglesia mide la autenticidad del Canon de la Biblia.
Bendiciones

-------------

Mi buen Longinos, escribiéndote hoy 12 de diciembre día de la “VIRGEN DE GUADALUPE”, la Misma Santísima Madre VIRGEN MARÍA……. gracias por la mención del “Dezinger”,lo buscaré por el Internet para empaparme más sobre la IGLESIA; y sí prácticamente esto lo de fijar y fíar el Canon, es como tú lo enfatizas: “Es decir, guiarse por el sentido sobrenatural de la fe dado por el Espíritu Santo a la Iglesia”.

Igualmente un fuerte abrazo, y en este día tan especial que la Virgen de Guadalupe te proteja, te guíe siempre a la luz del sendero de Cristo, y por supuesto te apapache con ese Gran Amor Maternal de Ella.

Longinos dijo...

Muchas gracias, George, lo mismo te deseo. Además, la Virgen de Guadalupe es invocada especialmente como madre de los niños que aún no han nacido, y le pedimos especialmente por ellos y por sus madres y padres, por la causa provida y por los que se dedican a promover el aborto, para que se conviertan al Evangelio de la Vida. Y por la Iglesia y todos los cristianos, para que anunciemos sin desfallecer la Vida que Cristo vino a traernos. Y sobre todo, por los pueblos de Hispanoamérica y por España, para que nos unamos en la proclamación de la verdadera fe y la sigamos difundiendo por todo el mundo, para la mayor gloria de Dios.

¡Viva la Virgen de Guadalupe!

Longinos dijo...

Gracias, María. Supongo que lo del canon será mucho más complejo en sus detalles, es un tema que apenas conozco.

George dijo...

Visitando.....Longinos te deseo una Muy Feliz Navidad en compañía de tu familia y amistades celebranado el Nacimiento de Nuestro Salvador Jesús,él recibido en todo momento con todo el amor,humildad y obediencia de Nuestra amadísima Madre La Virgen María, diciendo ella ser la esclava y sierva del Señor! cumpliendo la voluntad de Dios! (Lc 1: 26-38).

Para este 2012 te deseo lo mejor en todos los aspectos donde la SALUD y PAZ sea lo principal en nuestras vidas.

VIVA CRISTO!
VIVA MARÍA!

Longinos dijo...

Igualmente, George, feliz Navidad para ti y para todos. Acabamos de llegar de una peregrinación a Medjugorje. Ahora estamos en Madrid y no puedo escribir mucho. Que el Niño Dios os bendiga y la Reina de la Paz os guíe en este nuevo año.

Azahara dijo...

Aunque soy creyente (evangélica, no católica) hay una cosa en la que no coincido contigo: María no es quien intercede por nosotros, es Jesús. Dios envió a su hijo al mundo para que establezca una conexión entre Dios (el padre) y nosotros. María fue la madre de Jesus, pero no intercede por nosotros. Escrito está en la Biblia: "Nadie va al padre sino por mí", dijo Jesús. No fue María quien lo dijo. Creo que los católicos, con todo el respeto, olvidáis muchas veces al mismo Jesucristo para darle toda la importancia a María, que tuvo su papel al darle a luz, pero nada más.

Azahara dijo...

Desde mi posición

Longinos dijo...

Estimada Azahara, gracias por tu corrección, pero creo sinceramente que yo creo lo mismo que tú. Toda gracia nos viene por los méritos de Jesucristo, y cualquier oración de intercesión que tú, yo, María o quien sea hagamos al Padre, la hacemos en su Nombre (el de Cristo) y la recibimos por sus méritos.

Aunque se llamen lo mismo, no es lo mismo la intercesión que tú, yo o María hacemos al orar por un hermano, que la que Cristo hizo por todos nosotros. La intercesión de Cristo es universal, y sólo en su Nombre nosotros (incluida María) podemos orar por otros.

El Espíritu Santo nos ha querido enseñar muchas cosas de Cristo por medio de María, y quien lee la Biblia con el mismo Espíritu que la inspiró, las entiende. Si lees la Biblia con ese Espíritu, entenderás todo lo que la Biblia dice de María, para nuestra enseñanza. Ser madre es mucho más que dar a luz, y ser la Madre del Señor, no digamos... Eso no quita nada a Cristo, todo lo contrario, nos acerca más a Jesucristo y nos ayuda a andar como Él anduvo. Esa es mi propia experiencia.

Un cordial saludo en Cristo y muchas gracias por comentar.

Longinos dijo...

Cuando me refiero a que la intercesión de Cristo es universal, no me refiero a que María no interceda por todos, sino a que en Cristo se recapitulan todas las cosas, en Él hemos sido bendecidos. Ni nosotros ni María teníamos ese poder de recapitularlo todo, nosotros hemos sido salvados por su méritos, y al orar unos por otros, siguiendo el mandato de Jesús, que nos mandó rogar incluso por nuestros enemigos, somos intercesores en su Nombre y por sus méritos, no por los nuestros. Esa es una doctrina que es importante conocer.

Longinos dijo...

"Dijo entonces María: "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra" (Lc 1,38)

Isabel, llena del Espíritu Santo, a María: "Dichosa tú que has creído" (Lc 1, 35)

Jesús, en respuesta a una alabanza a su Madre por haberle parido y criado: "Di mejor: bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la guardan" (Lc 8,28)

¡Gloria a Dios!

George dijo...

Azahara

Con el paso del tiempo me he apegado a las oraciones que realizo a mi Madre La Virgen María con su “poderosa intercesión” ANTE EL PADRE y como Longinos subraya: “….la hacemos en su Nombre (el de Cristo)…..”

Me da lástima cuando veo que un evangélico(a) escribe así como tú lo hiciste, y sobre todo esto que dijiste y lo pongo textualmente: “olvidáis muchas veces al mismo Jesucristo para darle toda la importancia a María, que tuvo su papel al darle a luz, pero nada más”.

Qué tristeza!! Y más aún que tú eres mujer, que no tengas la precaución de entender el valor que significa una mujer, y más aún cuando es madre y todavía más cuando María es Madre del Salvador…. Te expresaste como si María fuera un objeto de “úsese y tírese”, como si María su única misión fuera traer al Salvador al mundo y una vez cumplido, María ya no tuviera valor , ni un significado importante en la Tierra y más allá, empezando por su Hijo Jesús y a su vez por la humanidad, y a ella abandonándola en un rincón en el olvido total, un cero a la izquierda como la mayoría de los protestantes así lo interpretan y lo hacen.

Ahora sí campeona empecemos de lleno, y con la “sola scriptura” que dicen tanto amar ustedes los evangélicos; Longinos podría pasarse escribiéndote mucho lo que significa, representa María para su Hijo Jesús y para la humanidad en todo parámetro con hechos bíblicos, teológicos e históricos por la Iglesia, por igual aquí en el blog tiene varios post relacionado a María….pero yo dialogaré contigo específicamente el tema de la “intercesión” de María, que por lo visto eso ha sido tu queja lleno de confusión aquí en el blog.

Para empezar tú pones lo sig: Escrito está en la Biblia: "Nadie va al padre sino por mí", dijo Jesús. Aquí Jesús NO está hablando de peticiones u oraciones, si no de la SALVACIÓN, que la Salvación viene por ÉL ,y muy cierto solo viene de Jesús, como el versículo que tanto los evangélicos gozan restregar en la cara a los católicos de: “Solo hay un Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre ( 1 Ti 2:5).

En cuestión de peticiones u oraciones, muy claro estos versículos en Juan 14:13-14 “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

Ahí muy claro Jesús dice que todo lo que le pidieres al Padre “EN MI NOMBRE”(o sea Jesús); NO está diciendo Jesús: “todo lo que me pidieres a mi”, así es NO todos, pero muchos de los evangélicos u otros protestantes lo entienden de esa manera; ya que muy claro es Jesús en el cuidado de sus palabras: “…..todo lo que le pidieres al Padre “EN MI NOMBRE”.

Como diría el gran apologeta católico Frank Morera: “Cristo NO es criadero, ni mercadero para llevar las peticiones u oraciones al Padre, esa función le corresponde a la Santísima Virgen María y a los Santos ante el Padre con su intercesión(mediación para las oraciones); a Cristo su enorme función o rol es la mediación en cuanto a la Salvación a los hombres ANTE el Padre”.

En otras palabras, los evangélicos confunden 1 Ti 2:5 con la intercesión de María y los Santos, que eso NO TIENE NADA QUE VER, son 2 conceptos totalmente diferentes

sigo....

George dijo...

Azahara, antes que anda primero te voy a complacer con los versículos que son muy común de ustedes los evangélicos que mencionan a los católicos donde dice que invocar a los muertos está prohibido por Dios, que por lo cual es inútil orar a La Virgen María y cualquier santo, según ustedes; y después explicaremos que nos quiere decir tales versículos, veamos :

Dt 18,10-11… No sea hallado en ti… quien consulte a los muertos…

Is 8,19… ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos en vez de a los vivos?

Cuando un protestante nos muestra estos versículos lo hace con muchísima ignorancia hacia lo que es la creencia de la comunión de los santos. Pues esto que se menciona no es otra cosa que “espiritismo” reprobado por la misma Iglesia Católica, NADA tiene que ver con la comunión de los santos.

otro versículo de los protestantes para refutar la oración(intercesión) de María y santos, es el sig:

Eclesiastés9:5

“Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben. . . “

Ahora mencionando de nuevo al apologeta Frank Morera, él dice lo sig. (son 4 párrafos pequeños):

Los protestantes también llegan a argumentar que los santos que están en el cielo, nada saben y es inútil e imposible estar en comunión con ellos.


De Igual manera, aunque ya no es una ignorancia de la doctrina si no quererla contradecir, si es una grave ignorancia bíblica. Aquí los hermanos protestantes tomando textos del antiguo testamento, argumentan que los que están con Dios no saben nada, y peor aún, siguen en la creencia Judía del sepulcro (hades o Seol), algo de lo que Jesús explicó como es en realidad. Ignoran también que la revelación total de Dios es Jesucristo, y Jesucristo vino a darnos la explicación final de lo que sucede arriba y abajo, las creencias Judías sobre los muertos dormidos quedaron más que abolidas por Jesús.


Para nosotros LOS CRISTIANOS (CATÓLICOS) y para Jesús, los que están con Dios están más vivos que nosotros por el simple hecho de estar con Dios, pues Dios es Dios de vivos, no de muertos.

Muchos hermanos protestantes creen que mucha gente se está quemando viva en el infierno por no ser evangélica, pentecostal o bautista……. entonces, si están vivos en el infierno ¿Por qué no han de estar vivos en el cielo? La Biblia (en concreto el nuevo testamento) nos habla de que “el sepulcro” o “el ceno de Abraham” no es un lugar de muertos, sino de vivos que están padeciendo o gozando.

FRANK MORERA.

----------

Por igual en uno de los post de este blog, Longinos hace mención a estos versículos:

Mt 22,31-32… ¿No habéis leído lo que fue dicho por Dios cuando afirmó: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

Mc 12,27… Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos, así que vosotros mucho erráis.

Ahora veamos versículos donde existe la intercesión de los que están en el Cielo "por nosotros" los que estamos en la Tierra....

La Iglesia como una familia, vive en unidad aunque seamos muchos miembros, todos los que formamos parte de esa unidad somos una familia de Dios.

Ef 2,19… No sois extranjeros ni forasteros, sino ciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios…

Ef 3,15… doblo mis rodillas ante el Padre de Nuestro señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia EN EL CIELO Y EN LA TIERRA…

Ga 6,10… hagamos bien, especialmente a los de la familia de fe.

Como vemos, esta familia de Dios, NO es sólo una familia terrestre, sino una familia que está en la presencia de Dios en el cielo.

sigo...

George dijo...

Azahara, y eso es solo un “entremés” de versículos apoyando la “intercesión de los santos en el Cielo” como cuando vas a un restaurante, una entrada nada más…….. el platillo fuerte aún no lo he presentado, donde hay muchos versículos apoyando esto que vengo comentando; pero con esto basta por el momento.

Finalizando, me preguntarás: entonces no podemos pedirle al Padre directamente, tiene que ser siempre de manera obligatoria orar a María y/o santos, la intercesión de ellos……No, desde luego se puede pedir al Padre de manera directa, pero el amor de Dios es infinito y misericordioso, Él quiere como los versículos que te presenté, que TODOS seamos UNA FAMILIA EN SÍ, TERRESTRE Y CELESTIAL…..por eso TODOS podemos ser intercesores, claro menos los que se encuentran en el Infierno.

George dijo...

LA "2DA PARTE" NO SE PUBLICÓ DESPUÉS DE HABERSE PUBLICADO EL PRIMER CUADRO(1ra parte), lo cual después del primer cuadro se publicó el 3er cuadro y 4to finalmente....intenté 3 veces integra r esa “2da parte " en el blog para que no se perdiera el hilo de lo que estaba comentando, pero por lo visto no se publicó, no sé el por qué.

Se ha producido un error en este gadget.