miércoles, 29 de febrero de 2012

Los protestantes no creen en la Sola Scriptura (gracias a Dios)

Ayer tomé esta foto con el móvil camino del trabajo. Los árboles me recuerdan el misterio de la Trinidad.

Hablando como estábamos en este blog de la "Sola Scriptura", me doy cuenta de que los protestantes creen también en Dios Uno y Trino, y por eso son cristianos, como nosotros, hermanos nuestros.

¿Por qué creen en Dios Uno y Trino? ¿Sólo por la Biblia? No, porque eso es de tal forma un misterio inabarcable, que no lo creerían sólo por la Escritura, lo mismo que el eunuco etíope no entendía lo que leía si nadie se lo explicaba.

¿Creen entonces porque el Espíritu Santo les revela las Escrituras? Sí, precisamente. Pero no se las ha revelado a cada uno individualmente, se las ha revelado a través de la Iglesia. Y ellos se pasan la tradición unos a otros.

Sí, los protestantes entienden la Escritura gracias, en buena medida, a que mantienen parcialmente vivos entre ellos la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, que les aclara las Escrituras. Y en muchas otras cosas no entienden las Escrituras -como es el caso de la Eucaristía- porque han abandonado esa sagrada tradición y enseñanza de la Iglesia.

¿Por qué mantienen unas enseñanzas o tradiciones y abandonan otras? Porque siguen la opinión de su pastor, que en parte sigue la del que fue su pastor, y así sucesivamente y con enmiendas en cada generación, hasta remontarnos a Lutero, que mantuvo unas y abandonó otras. Quizá sin darse cuenta, han abandonado la enseñanza segura de los pastores que mantienen la sucesión apostólica por la autoridad de Cristo, a cambio de seguir a aquéllos cuya opinión les convence más, por herencia de un mal cristiano: Martín Lutero.

Lutero no fue el primero en rechazar una enseñanza de la Iglesia. Muchos antes que Él lo habían hecho: Arrio, Pelagio, y un largo etcétera. Pero Lutero hizo una cosa más que todos ellos: no sólo rechazó enseñanzas de la Iglesia, sino que rechazó a la propia Iglesia como Maestra, y dijo que rechazar las enseñanzas de la Iglesia estaba bien, que bastaba con la Escritura, sin la Iglesia. Es absurdo, porque no hay nada más antibíblico que rechazar la Iglesia y quedarse sólo con la Escritura, como el eunuco.

Eso lleva a extremos tales que comunidades "cristianas" protestantes enteras defienden el aborto y el divorcio, y todos los protestantes rechazan con ignorancia la palabra de Cristo sobre la Eucaristía: "Quien come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día" (Juan 6,54). Que Dios les bendiga por el testimonio que muchos dan, como ese pastor condenado a muerte por no renegar de su fe en Irán, pero que les aparte de esa mala y falsa enseñanza de Lutero que es la "Sola Scriptura". Y que a todos nos una en una sola Iglesia visible, para que el mundo crea en Cristo.

Señor, ¿a quién iremos? Sólo Tú tienes palabras de vida eterna. (Juan 6,68)

16 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Creo que hay una verdad muy importante en este post.

Está claro que toda verdad que los hermanos separados posean acerca de la Palabra de Dios, es una verdad bíblicotradicional,

--más allá del juicio privado que puedan tener acerca de este hecho sobrenatural.

Y es que no puede ser de otra forma.

Las ideas erradas y exégesis subjetivas a las que puedan llegar por vía de juicio privado no eclesial, pueden ser de otro tipo, llámense fundamentalistas, subjetivistas, ideológicas, etc., etc., etc.

Las comunidades eclesiales separadas, muchas de ellas, tienen efectivamente elementos de santificación, que les viene vía bautismo de la única Iglesia de Cristo que subsiste visiblemente en la Iglesia Católica.

Por el bautismo reciben gracias sobrenaturales, reciben la fe. Y con ella, reciben la capacidad para captar verdades biblicotradicionales enseñadas por el Magisterio, con el que conciertan aunque lo rechacen, como bien dices en el post,

y siguen la Tradicion aunque la rechacen en todas aquellas verdades del Depósito que aceptan por Gracia más allá de los obstaculos humanos que siembra a su paso la doctrina
no-bíblicotradicional de la sola scriptura .

Longinos dijo...

Creo que la predicación de la Palabra de Dios es incluso anterior a los efectos del Bautismo. Esa predicación que reciben los protestantes, que en muchos elementos es correcta y en otros incorrecta es, en la medida en que es correcta, heredera por supuesto de la Biblia, pero también de la Tradición y del propio Magisterio de la Iglesia.

Alonso Gracián dijo...

En el orden de la Gracia,

el antes y el después puramente cronológicos están en un orden distinto.

De aquí que la Iglesia otorgue a sus hijos múltiples gracias que a nosotros, bajo una perspectiva cronológica, nos parecen antipaciones.

Desde luego, también en el bautismo ocurre que se comunican gracias en previsión de acciones de Cristo.

Es lo que ocurre con el bautismo. Las predicaciones correctas prebautismales pueden servir de puente de gracias antipatorias en previsión de esa acción del Cristo total que es el bautismo.

Pero lo que está claro es que en el orden de la Gracia, aunque no talmente en el orden de lo puramente terrenal, el bautismo es la puerta, el nacimiento nuevo, el comienzo de la nueva criatura.

Un tema difícil. No sé si los que nos leen entienden bien de qué estamos hablando, pues eso de que las doctrinas correctas de los protestantes son también tradicionales puede dejar perplejos a muchos, si no lo explicamos bien.

un abrazo en el Señor, desde su Madre

Alonso Gracián dijo...

Claro, es verdad, como dices, que hay predicaciones prebautismales, como ocurría con toda la liturgia prebautismal de la Iglesia.

Yo creo que los efectos de todo lo prebautismal son gracias anticipadas en previsión de la acción del Cristo Total que es el sacramento. Y la Liturgia de preparación del catecúmeno es también Liturgia Bautismal --anticipadora de gracias.

En fin, es un tema que hemos hablado y profundizado entre nosotros muchas veces, pero que a los que nos lean puede parecer extraño o no del todo inteligible.

Un abrazo y gracias

Longinos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Longinos dijo...

Por cierto, Alonso, muchas gracias por escribir y un abrazo en el Cristo total, que es Cristo y la Iglesia.

Alonso Gracián dijo...

Me alegra mucho estés investigando sobre este difícil tema de las gracias anticipadas y anticipatorias.

Tal vez, debido a que a menudo hacemos hipótesis, nos estemos equivocando en algo, así que si descubres algo en relación a esto, házmelo saber cuanto antes.

Yo creo que con el tema que estamos hablando del protestantismo hay también mucha relación con las anticipaciones sobrenaturales.

un abrazo en el Señor

Longinos dijo...

Repito corregido mi comentario anterior borrado porque había dos errores tontos que lo hacían incomprensible:

Ah, ya entiendo lo que quieres decir, Alonso. Sí, estoy de acuerdo con eso, aunque tengo que repasar lo que dice Trento sobre esas gracias prebautismales, porque estos días estoy meditando eso un poco, aunque con relación a otro tema. Voy a añadir un apunte más, muy bonito, sobre este tema del "tiempo" y causas "posteriores en el tiempo" a sus efectos. Sabemos, incluso por enseñanza firme y definitiva de la Iglesia, al menos un caso en el que la causa es posterior en el tiempo al efecto: la Inmaculada Concepción de María, gracia concedida por Dios en atención a los méritos (futuros) de su divino Hijo, Jesucristo. De manera que, muy acertadamente, María llama a Dios "mi Salvador", en el Magníficat que entona ante su prima Isabel, en la Visitación.

Digamos que una es la sucesión cronológica y otra la sucesión causal. Cronológicamente, la Inmaculada Concepción es antes que la Redención obrada por Cristo. En la sucesión causal, sin embargo, primero es la Redención y, como consecuencia, la Inmaculada Concepción.

He pensado que lo mismo ocurre con los justos del Antiguo Testamento; por poner ejemplos, con Moisés y con Elías, que hablaron con Jesús en el Tabor. ¿Cómo pudieron cumplir la ley, sin haber sido redimidos por la gracia? Parece claro, y ya lo hemos hablado alguna vez, que toda obra buena, toda liberación del pecado nos viene por Jesucristo, por la gracia de su Redención. Si esto es así, necesariamente hubo de ser también así para los justos del AT. Creo que fueron justos porque recibieron gracias similares a las "prebautismales", y su Bautismo se hizo efectivo cuando Jesús "bajó a los infiernos" a rescatar a los justos del AT, haciéndoles partícipes, ya plenamente, de su Victoria.

Pues esto de la gracia anticipada a los justos del AT -si lo etendí bien- lo explicó el otro día Monseñor Munilla, en su predicación del Catecismo, que es una maravilla, y que vamos a tener que conseguir grabada de Radio María. Para los que vivís en España, se puede oír en Radio María a partir de la 8:00 de la mañana.

George dijo...

Longinos

Sabes si hay algún documento OFICIAL del Vaticano, donde exprese que los cardenales, en sí como los sacerdotes deben de acatarse, seguir y obedecer AL VATICANO, LAS NORMAS conforme a la enseñanza de la doctrina cristiana(católica),que practica....

Saludos

Longinos dijo...

George, lo que son los cardenales y sus funciones viene en el Código de Derecho Canónico, artículos 349 y ss. Son obispos, presbíteros o diáconos que el Papa elige por sus virtudes para ayudarle, aconsejarle y elegir al nuevo Papa cuando éste muera. Si no son obispos, son inmediatamente ordenados como obispos.

Por tanto, los cardenales deben estar en comunión con el Papa como cualquier cristiano, y en particular con su propia responsabilidad episcopal.

En este sentido, sabemos que la autoridad para interpretar auténticamente la Revelación corresponde al Magisterio de la Iglesia (Dei Verbum 10), es decir, a los obispos en comunión con el Papa (artículo 85 del Catecismo).

Más particularmente, lo que preguntas de la autoridad del Papa y el significado de su primado sobre los demás obispos, está muy claro en el Concilio Vaticano I, concretamente en la constitución "Pastor Aeternus", capítulo 3, sobre la naturaleza y la razón del primado del romano pontífice y capítulo 4, sobre el magisterio infalible del mismo. El Papa tiene autoridad para confirmar en la fe y jurisdicción de gobierno sobre todos los obispos.

Muchas gracias por la pregunta, porque me ha ayudado a eliminar un error que yo tenía sobre la jurisdicción del Papa. ¡Un abrazo en Jesús con María Inmaculada!

Longinos dijo...

Alonso, doy gracias al Señor por lo que nos está enseñando, porque hace un año, cuando leí el decreto sobre la justificación de Trento, no entendí completamente la parte de la gracia prebautismal, salvo en lo que toca a la liberación para asentir, aún imperfectamente, a la fe. Pero ayer lo leí y ahora lo entiendo completamente, es muy claro que esas gracias antecedentes nos ayudan no sólo a creer, sino también a actuar como catecúmenos, empezando ya también a rechazar el pecado. Y entonces, como se aplica el bautismo de intención a los que siguen su recta conciencia (el primer vicario de Cristo) sin conocer al propio Cristo, entiendo que son capaces de obrar el bien y arrepentirse del mal por esas gracias actuales que Dios les da en previsión, sin que ello por supuesto les libre de la necesidad de perseverar aceptando la gracia para salvarse.

Y sí, creo que esto tiene, mucho que ver con lo que les pasa a los protestantes. De hecho, muchas afirmaciones suyas (en concreto lo referente a su justificación imperfecta, superficial) parecen aplicables a catecúmenos. Creo que puede venir de su propia experiencia psicológica de la gracia como algo externo. Algunos no están bautizados válidamente, otros muchos sí, pero han perdido la gracia bautismal por el pecado mortal, y al arrepentirse y perseverar en la fe que obra por la caridad, actúan de forma similar a catecúmenos que no han recibido aún el nuevo "bautismo trabajoso" de la confesión, el cual sólo puede dar la Iglesia por medio de uno de sus ministros ordenados con la autoridad Cristo, por la sucesión apostólica.

Longinos dijo...

Sobre lo de las gracias anticipatorias en el Antiguo Testamento, como te dije esta idea no sólo no se cae con lo poco que voy leyendo y escuchando, sino que Monseñor Munilla predicó eso mismo el otro día.

Paulo Arieu dijo...

hola,soy paulo,el del blog laasteologias.wordpress.com, que abri otro blog nuevo, el otro no se actualiza mas. Che,pero que mal entendido esta esto de sola scriptura. Cuando hablamos de sola scriptura,no negamos la iluminacion del Espiritu santo.Solo seria letra correcta sin la asistencia del Esp.Santo. La biblia es la fuente de las doctrinas cristianas,la regla de fe tiene que surgir de su estudio honesto y sincero. la biblia es la palabra profetica mas segura,dice Pedro. Es en ella (y en Dios) en quien debemos confiar y evaluar nuestras creencias.
Los hombres podemos equivocarnos,claro que si,pero creemos que por ser la biblia infalible e inerrante por ser inspirada por Dios.
Saludos
http://elteologillo.wordpress.com/

Saludos

Longinos dijo...

¡Hola, Paulo, es una alegría volver a leerte! ¿Dónde te habías metido? Espero que estés bien, y también tu familia.

Por supuesto que vosotros, como nosotros, creéis que el Espíritu Santo ha de iluminarnos para entender las Escrituras. El problema es que vosotros decís que esa iluminación es sólo directa, mientras que los católicos reconocemos que es directa e indirecta, a través de la Tradición y el Magisterio de la Iglesia de la Iglesia. Por eso he puesto yo este ejemplo.

EL ejemplo, lo que viene a decir, es que tú Paulo, lo reconozcas o no, no has recibido la idea del Misterio de la Trinidad tú solo frente a las Escrituras y con iluminación directa del Espíritu Santo. La verdad es que, si no la hubiéramos recibido de otros, vete tú a saber qué creeríamos. Y esos otros que nos la transmitieron, la recibieron de otros, y estos, a su vez, de otros, y así hasta los Apóstoles. En la Escrituar está presente el Misterio de la Trinidad, pero nosotros no lo reconoceríamos si otros no nos lo enseñaran. Claro que el Espíritu Santo pordía trasmitírnoslo directamente, pero Dios no ha querido hacerlo así, lo mismo que no ha querido predicar Él directamente, sino que ha querido servirse de nosotros para que otros reciban la fe.

Esa era la idea de mi entrada.

Un abrazo en Cristo y muchas bendiciones

George dijo...

Hola Longinos! Cómo estás?.....

Espero que te encuentres muy bien en todo ámbito en el Señor y María
Leyendo el comentario del protestante Paulo, dice una media verdad; por una parte tiene razón al decir que la biblia es infalible e inerrante por ser inspirada por Dios, pero a su vez niega por cualquier motivo que también es INFALIBLE “La Tradición y el Magisterio de la Iglesia”, como bien señalas tú, y esto gracias obviamente a la asistencia del ESPÍRITU SANTO.

Ante esto, el Papa y cardenales como seres humanos pueden tener errores grandes y pequeños como ha sucedido a través de la historia; pero no con ello han errado en la doctrina y enseñanzas de la Iglesia, pues he ahí la infalibilidad Papal…….ya que en el libro de Lucas, Cristo aseguró a Pedro que oraría por él, para que su fe no desfallezca, y conduzca bien a los apóstoles y esto por el bien de la Iglesia y sus creyentes.

Longinos…..este sábado 8 de septiembre celebraremos todos los católicos la Natividad de la Santísima Virgen María!!

Viva Nuestra Santísima Madre la Virgen María, el ser humano más fiel, amoroso e incondicional hacia Nuestro Salvador Jesucristo!

Un fuerte abrazo ¡

BENDICIONES

Longinos dijo...

Hola, George. Creo que ante todo, lo importante es no dejarnos vencer por el mal, e intentar vencer el mal con el bien, como nos enseñó el Espíritu Santo. Verdad y amor, siempre deben ir juntos. Sin mezcla de falsedad, injusticia ni desprecio. Un abrazo y bendiciones.

Se ha producido un error en este gadget.