sábado, 1 de septiembre de 2012

La relación de Cruz Roja con la multinacional del aborto


 En España se ha producido desde hace varios años una alianza entre Cruz Roja Española y el lobby abortista para corromper sexual y moralmente a los jóvenes desde la preadolescencia. Aquí tenéis una denuncia interesante sobre hasta dónde llega la información que Cruz Roja lleva años difundiendo:


Pero para tener información de primera mano, aquí podéis acceder a la campaña completa “Sexo con Seso” de Cruz Roja. Podéis entrar en los diferentes sitios. Y fijaos en los centros de información que se recomiendan: muchos de ellos son centros de la FPFE, desde donde se dirige a las jóvenes a los abortorios. http://www.sexoconseso.com/

Aparte de su manifiesta inmoralidad, ni siquiera la información científica que se da es veraz. Por ejemplo, se dice que la “eficacia” de la PDS en las primeras 24h tras la relación es del 95%, cuando es mucho menor, creando en la jóvenes una falsa sensación de seguridad, lo mismo que se denuncia en la película "Blood Money" (muy recomendable). La cosa es tan descarada, que la propia web de "Sexo con seso" dirige a la "Guía Sexjoven" de la FPFE, en la misma página donde a fecha de hoy se protesta por el retraso en el pago público de 8 millones de euros a los abortorios.


Y es que quien está detrás de la campaña de Cruz Roja Española es la multinacional del aborto, la IPPF (International Planned Parenthood Federation), que se financia con fondos públicos de gobiernos y fundaciones empresariales como la Rockefeller, Ford y Gates, pagó la campaña de Obama y ahora está recibiendo financiación multimillonaria del Gobierno USA. Su sucursal en España se llama Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), que junto a Bayer (comercializadora de la píldora del día siguiente y varios anticonceptivos) y la Sociedad Española de Contracepción (una sociedad ginecológica alternativa, financiada por la industria anticonceptiva para defender sus intereses) son los que han contactado con Cruz Roja Española para esta campaña, como puede verse aquí:  


“Sexo con seso” viene a ser o es la versión española de “Sexwise”, programa contratado con la BBC para promover la mentalidad anticonceptiva, el sexo lúdico y el aborto en todo el mundo:



Y aquí se puede ver la relación de todo esto con la lucha planteada por la BBC contra la Iglesia Católica.


La "industria" del aborto es una industria peculiar, no sólo por su naturaleza, también por su modelo de negocio y de recaudar ingresos: IPPF es en realidad una multinacional, pero sus ingresos vienen sólo en pequeña parte del pago de abortos, y muchísimos más de fondos estatales de diversos países, sobre todo de USA, que promueven el aborto en todo el mundo como medio de controlar la natalidad. Funciona como ONG, paga sueldos enormes a los jefes de sus centros, y contrata a líderes políticos, como Hillary Clinton, Mónica Roa Hispanoamérica o Leire Pajín en España, que tras ser fichada por la IPPF fue elevada al cargo de Ministra de Sanidad, promoviendo sus intereses. Tras la tsunami asiática, IPPF realizó una campaña de captación de donativos con la que abrió abortorios en toda la costa asiática, y ahora lleva años promoviendo legislaciones abortistas en Hispanoamérica, a través de presiones políticas y mediáticas. Allí ha encontrado su principal escollo, y está poniendo todo su afán. La razón económica de todo este lobby de control de la natalidad, disfrazado de "liberación de la mujer", puede encontrarse en el National Security Memorandum 2000 de los EstadosUnidos. Pablo VI se opuso a ello, preconizando que el desarrollo de los pueblos subdesarrollados iría ordenando la población y la disponibilidad de los recursos naturales, pero los políticos optaron por otra vía: mantener a los pueblos en el subdesarrollo y promover el control de la natalidad, asegurándose así mantener el acceso a materias primas a precio de saldo. 

Pero la razón causal de todo esto va más allá de lo económico, y es la lucha contra la moral y la doctrina cristianas, en resumen: contra Cristo mismo.
"Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio". (Carta de San Pablo a los Efesios 6,12).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.